Sevilla podría experimentar cortes de agua este verano si sigue sin llover en Andalucía. Así lo ha advertido este jueves el presidente de la Junta, Juanma Moreno, durante su intervención en la reunión del comité de expertos para el seguimiento de la sequía. El 29 de enero se aprobará el cuarto Decreto de Sequía con una dotación de casi 200 millones de euros, de los que 50 se destinarán a medidas de ayuda al sector agroalimentario. Con este decreto, la Junta habrá invertido 500 millones en obras hídricas, según Moreno.

El presidente ha insistido en hacer un llamamiento a los ciudadanos, sector privado e instituciones sobre un uso responsable del agua. «Estamos en una situación extrema y no se trata de alarmar, sino de ser realistas», ha apuntado. «Todos tenemos que hacer enorme esfuerzo de contención en el consumo de agua», ha señalado Moreno, advirtiendo que si en lo que queda de invierno y en la primavera no llueve con intensidad, «el verano comenzará con restricciones de agua en capitales como Sevilla, Córdoba o Málaga».

Para Moreno, ante la prolongada sequía que vive Andalucía, no caben «parches». Se trata de ir mucho más allá y poner soluciones de futuro, para el corto, medio y largo plazo, a un problema que va a ser estructural viendo las previsiones del cambio climático. Ha querido dejar claro que el agua no puede ser un «elemento de confrontación», sino que requiere de diálogo, acuerdo y cooperación entre todas las administraciones.

Cooperación de la Unión Europea

El problema de la sequía es, para Moreno, un «asunto de carácter nacional y también internacional» y la Unión Europea tiene que «tomar cartas en el asunto», porque está afectando a la comunidad autónoma que genera y produce alimentos para 500 millones de personas. La sequía está afectando al PIB andaluz en casi un punto, con efectos no sólo en el sector agroalimentario, sino también del turismo y la industria, según Juanma Moreno.

El cuarto Decreto de Sequía, según el presidente, va a ir «en auxilio» de aquellos ayuntamientos de municipios que están teniendo ya problemas de abastecimiento. La Junta ha llegado a un acuerdo con las diputaciones para facilitarles agua, con actuaciones en materia de abastecimiento, estaciones de tratamiento de agua, o reducción de las fugas de agua, uno de los «grandes problemas», en las tuberías que no están a la vista.

Actuaciones inmediatas

Entre las actuaciones enmarcadas en este nuevo decreto, el presidente ha destacado obras inmediatas para las zonas con una situación de emergencia, apostando por los tratamientos terciarios. Se contempla la mejora de abastecimiento también de la Axarquía, con el ETAP del Trapiche; los sondeos de Fuengirola y Río de Guadalmansa, a través de las desalobradoras portátiles, y los sondeos del canal de Guadarranque.

Otra medida es la recuperación de las tomas de agua del puerto de Algeciras, y Carbonera para la llegada, en caso de necesidad extrema, de barcos con agua, que sería trasladada a plantas potabilizadoras para poder ponerla en la red de suministro del conjunto de los ciudadanos. Moreno ha recordado que ya hay restricciones de agua en Algeciras y en el campo de Gibraltar y, por tanto, «tenemos que pensar en esa solución».

Ha mencionado también una actuación inmediata en abastecimiento en Alta del Valle de Almanzora, en Almería; mejora de la garantía de abastecimiento en Santa Olalla de la Cala y en los núcleos de Cueva del Moral, en Monteblanco, y en Almonaster la Real, y una toma flotante (para el agua en casi superficie) en el base de Guadarranque.

Llamamiento al Gobierno central

En cuanto a la ayuda de 50 millones para los sectores agrícolas más afectados por la sequía, ha indicado que la gran novedad es la conducción del agua regenerada a las comunidades regantes, algo que llevan pidiendo desde hace mucho tiempo.

El presidente ha insistido en hacer un llamamiento al Gobierno central para que dé luz verde a la construcción de desaladoras en Andalucía, especialmente en la zona oriental. También que puedan acometerse trasvases de agua no sólo entre provincias, sino también entre comunidades e incluso países, como desde Portugal. «Lo que está claro es que tenemos que buscar y tener encima de la mesa todas las fórmulas posibles y estudiar cuál es la más eficiente», ha apuntado el presidente. Moreno señalado que ya se están adaptando los puertos andaluces, por si llegado el caso, hubiera que traer barcos cargados de agua para el consumo humano.

Periodista. Comunicando y aprendiendo de todo a mi alrededor. Involucrada en el periodismo social.