El Ayuntamiento de Sevilla, a través de su área de Parques y Jardines, «desbloqueará» las raíces del ficus de San Jacinto para «mejorar su estructura» y aplicará nutrientes para «aumentar su masa foliar». Según la delegada de Arbolado, Parques y Jardines, Evelia Rincón, «después de realizar acciones sobre el ejemplar desde que llegamos al Gobierno, hemos detectado que la reducción de masa foliar y los grandes cortes producidos durante el intento de apeo en 2022 ha provocado daños en el funcionamiento del sistema radicular que hay que estudiar en profundidad».

Este jueves, la Plataforma en defensa del ficus de San Jacinto, creada con motivo de su tala, paralizada por un juez, tiene anunciada en sus redes sociales una concentración a los pies del ejemplar con el lema «¿Se muere o lo están dejando morir?». La protesta está previsto que empiece a las 18:30 horas.

El Ayuntamiento ha indicado en una nota de prensa que «la falta sensible de hojas está provocando daños en el funcionamiento de las raíces a la hora de hidratar y nutrir al ejemplar y también ha desprotegido la superficie del ficus ante largos periodos de insolación». A este respecto, ha apuntado que esta situación «ha generado la necrosis y agrietamiento del tronco y de las raíces emergidas».

Del mismo modo, la edil responsable de Parques y Jardines ha señalado que, «según nos han indicado los técnicos, los grandes cortes producidos por el intento de apeo en 2022 ha generado una pérdida de tejido vivo que se analizará y medirá a medio plazo con instrumentación precisa». Además, la edil ha explicado que «desde que hemos llegado al Gobierno, hemos protegido los cortes y la superficie de tronco con arpillera en zonas más sensibles a la insolación, se ha regado el ejemplar en periodos de necesidad para evitar estrés añadido y se ha fertilizado mediante endoterapia para combatir plagas y enfermedades».

En esta línea, Rincón ha destacado que «los técnicos también han mantenido una capa de mulch en la superficie de alcorque para retener la humedad del suelo; se ha realizado una escarda manual, una limpieza del área de protección y un análisis del suelo y foliar debido a clorosis y defoliación desde agosto hasta diciembre». La delegada ha señalado que «en el proceso para conocer el alcance real de los daños en las raíces hemos realizado catas exteriores en el alcorque y no se ha detectado una afectación del árbol por factores externos».

Con los datos recogidos en estos trabajos sobre el ficus de San Jacinto, la delegada de Parques y Jardines ha explicado que «vamos a desbloquear el sistema radicular y a favorecer su mejora; y aplicaremos nutrientes en primavera para promover y estimular desarrollo foliar y radicular». A este respecto, Rincón ha señalado que, «realizaremos más acciones en el futuro, según vaya desarrollándose la estructura aérea» del ejemplar.