El Polígono Sur y la falta de oportunidades van unidos. Por ese motivo, la mayoría de vecinos a los que se le presenta la ocasión, se marchan del barrio. Jaime Bretón, actual Comisionado del Polígono Sur, explica a Sevilla Actualidad que «nos interesaría que esa gente se quedara en el barrio, porque serían referentes en su comunidad, serían tutores sociales para su entorno, ejemplos a seguir. Pero la administración no puede obligar a nadie a vivir así».

La imagen negativa que proyecta el barrio también hace mella. «El 95% de las personas que vive en el Polígono Sur son familias normales y es fundamental que vean que la administración se impone», asegura Bretón.

La droga, el principal problema

El comisionado asegura que «la proliferación de las plantaciones de marihuana» es el principal obstáculo. Esta lacra afecta, además, a los más jóvenes, que ven en el tráfico de drogas una forma de vida. «Es difícil que los adolescentes se apunten a un taller si plantando marihuana ganan 1500 euros. Para ello tienen que tener la cabeza muy bien amueblada». Además, concluye Bretón, «el tema de la droga te lastra todo. Mueve mucho dinero y eso genera muchas tentaciones. Sobre todo por el poco reparo que tiene su entorno al hablar de sustancias o de sus experiencias en la cárcel».

Técnico de Endesa revisando un «enganche»-. EP

El comisionado del Polígono Sur asumió el cargo en 2019, un año y medio o dos antes del incremento de plantaciones de marihuana. En estos cuatro años se han establecido relaciones con Endesa para renovar el cableado y los centros de transformación. Se «ha hecho un esfuerzo importante», asegura Bretón y añade: «Pero es un arma de doble filo. Al darle mayor capacidad para que tenga más potencia y, por tanto, no se vaya la luz, corremos el riesgo de que la gente que planta marihuana tenga más fuerza para plantar».

Los colectivos acusan a la eléctrica de negligencia y falta de inversión en las infraestructuras eléctricas, señalando las continuas interrupciones como una las mayores preocupaciones de los vecinos . Por su parte, Endesa argumenta que las acometidas ilegales a la red, destinadas al cultivo de marihuana en viviendas, y el consiguiente aumento de consumo, son los principales culpables de la saturación de los equipos y las interrupciones.

Transformador eléctrico quemado en la barriada Murillo en agosto de 2023. EP

El fraude eléctrico se «quintuplicó» en 2023

Endesa asegura que en los primeros ocho meses de este año el aumento del fraude eléctrico se ha quintuplicado en comparación con el mismo período de 2022. Es decir, de 1,5 millones, de kilovatios hora defraudados entre enero y agosto de 2022 el consumo ha crecido hasta los 5,5 millones en el mismo período de 2023.

Después de intervenir, los técnicos de Endesa reducen las cargas de los centros de transformación hasta en un 60%. Sin embargo, poco días después las cargas suelen aumentar nuevamente evidenciando la reincidencia de los defraudadores.

Más presencia policial

Bretón afirma que se necesita más presencia policial en el Polígono Sur para disuadir tanto a los que producen como a los que venden estupefacientes. La droga «genera mucha conflictividad entre vecinos», quienes constantemente sufren cortes de luz por los enganches. Muchos de ellos son, incluso, extorsionados para vender sus viviendas, destinadas después al cultivo de marihuana. «No hay denuncia, porque los propietarios quieren evitar represalias, por eso la Fiscalía debe actuar de oficio», reconoce el comisionado.

El comisionado, que fue concejal del PP en el Ayuntamiento de Sevilla durante la alcaldía de Soledad Becerril, asegura que pese al aumento de plantaciones de marihuana ve un avance. «Yo no soy de los que opinan que aquello está peor que hace 20 o 30 años, yo veo la botella medio llena», reconoce.

«En 1987 no entraban los autobuses, no entraba correos, no había instalaciones deportivas, no había centro de participación de mayores ni el movimiento asociativo haciendo proyectos interesantes», explica Bretón.

La acción de las entidades

La prevención y la educación son las bases fundamentales para crear una conciencia general en torno a esta forma de ver la vida. Una función que realizan «bastante bien» la Iglesia, las asociaciones y los diferentes planes institucionales que se despliegan en el barrio, que son claves a la hora de guiar a los más jóvenes.

La unión entre gobierno local, autonómico y central es «necesaria» para seguir impulsando proyectos, ayudas y becas. El comisionado menciona, en concreto, a las Fundaciones Alalá, Don Bosco o La Caixa, que trabajan en el Polígono Sur incansablemente para que los adolescentes encuentren alternativas a la droga y la delincuencia.

«Cuando yo llegué había una feria de empleo muy precaria y eso lo hemos elevado», afirma Bretón. «No se hace un barrio ni se hace una ciudad con solo ladrillo. Hay que darle alma a la gente y el alma es la formación, la educación y las oportunidades de inserción laboral. Y en eso hemos trabajado mucho».

Mesa de trabajo por los cortes de luz

El pasado 11 de diciembre se celebró la reunión de la mesa de trabajo por los cortes de luz provocados por los enganches ilegales en el Polígono Sur, convocada por la Plataforma que dirige Rosario García, Nosotros También Somos Sevilla. El encuentro estuvo centrado en la prolongada situación de desamparo que sufren los vecinos de este distrito y de Su Eminencia y Torreblanca.

La mesa de trabajo, inicialmente establecida para presentar un avance de la auditoría encargada por la Junta sobre el servicio de Endesa, no abordó este tema. La explicación que se dio a los vecinos fue que los técnicos aún no contaban con todos los datos necesarios. Estos, según explicaron, estarán listos «a finales de marzo o principios de abril de 2024».

Rosario García consideró «positiva» la solicitud de los técnicos de solicitar más tiempo para realizar una auditoría exhaustiva, ya que «la ciudadanía lleva esperando una solución durante dos décadas». Además, elogió el compromiso de Endesa de emprender «medidas urgentes» para prevenir nuevas incidencias durante el invierno.

La plataforma Barrios Hartos, sin embargo, expresó descontento con la reunión, calificándola como una «pantomima» cargada de «mentiras». Laura Cárdenas, su portavoz, criticó la falta de revelación del contenido de la auditoría e insistió en la ausencia de propuestas concretas por parte de las autoridades. Cárdenas rechazó, además, la explicación de Endesa y la Junta sobre los enganches para el cultivo de marihuana como la principal causa de las interrupciones.

Técnicos de Endesa revisando una instalación eléctrica en el Polígono Sur. EP

Periodista. Comunicando y aprendiendo de todo a mi alrededor. Involucrada en el periodismo social.