El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la empresa municipal de limpieza y recogida de residuos Lipasam, ha comenzado la instalación de 20 contenedores específicos para la recogida de aceite doméstico usado.

Estos contenedores, realizados en acero, tienen un depósito de almacenamiento interior en el que se depositan los envases cerrados (botellas, garrafas, etc) con el aceite doméstico usado. Asimismo, cuentan con un sistema de fijación al suelo para evitar su volcado y unas bandejas anti-derrames para evitar la filtración del residuo.

Del mismo modo, las nuevas estructuras están fabricadas 100% con material reciclable. Igualmente, sus componentes pueden ser reparados, lo que les aporta una alta durabilidad sin tener que recurrir al descarte y/o sustitución integral.

El aceite doméstico usado es el que se emplea para cocinar y se genera en grandes cantidades en los núcleos urbanos. Su reciclaje, para transformarlo sobre todo en biodiesel, evita la contaminación de millones de litros de agua y genera importantes beneficios medioambientales.