Estado actual del ficus de San Jacinto / @ficussanjacinto

El Ayuntamiento de Sevilla ha alcanzado un acuerdo con la comunidad de Dominicos de la Parroquia de San Jacinto por el cual la Orden, propietaria de la iglesia, las dependencias anexas y el jardín de entrada, cede este espacio que constituía el compás del antiguo convento a la ciudad, haciéndose cargo a partir de ahora el gobierno municipal del mantenimiento y conservación del espacio, incluyendo las especies vegetales y el ficus macrophylla.

Este acuerdo, que se firmará en forma de convenio en los próximos días, supone un importante avance en la conservación del ficus, pues a partir de ahora serán los servicios municipales los que se hagan cargo del mismo, lo que garantiza su mantenimiento que no podía ser asumido por la orden propietaria del espacio dados sus altos costes.

Un nuevo espacio público

Con este acuerdo, Ayuntamiento y Orden de Predicadores consiguen una solución satisfactoria para todas las partes, garantizando el mantenimiento del ficus, que pasará a ser competencia municipal, y desistiendo expresamente la Orden de la licencia de apeo del árbol. Además, gracias a este convenio, el uso del jardín de entrada a la iglesia se cede al Ayuntamiento de Sevilla, con lo que todos los sevillanos dispondrán de un nuevo espacio público para su uso y disfrute.

Finalmente, José Luis Sanz, que ha anunciado que el convenio se rubricará “en los próximos días”, ha agradecido a la Orden de Predicadores, y en especial al párroco, Fray Javier Rodríguez, “su predisposición para alcanzar un acuerdo beneficioso para todos, anteponiendo el interés general de los sevillanos y demostrando que la colaboración público-privada es esencial para solucionar los problemas que todavía tiene Sevilla”.