Cuatro hombres han sido condenados a distintas penas de casi tres años de prisión y el pago de 16.000 euros a una mujer, tras hacerse pasar por Policías Nacionales para entrar a robar en su casa en Sevilla y agredirla. Esta interpuso un recurso de apelación contra la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Sevilla, y ahora el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha emitido el dictamen final.

Los cuatro acusados han sido condenados como autores responsables de un delito de robo con violencia en casa habitada, con el agravante para dos de ellos de reincidencia. Asimismo, se les ha condenado a la pena de un mes de multa con cuota diaria de seis euros. Por último, en vía de costas, se les impone el pago de las causadas, incluidas las de la acusación particular, en una cuarta parte de su importe total. Dos de ellos tendrán que cumplir una pena de dos años, y los otros dos, de dos años y nueve meses.

Asimismo, el Tribunal ha absuelto a los cuatro de la petición de condena formulada contra los mismos por un delito de detención ilegal, otro de usurpación de funciones y un delito menos grave de lesiones.

Los hechos

Los hechos ocurrieron el pasado 31 de marzo de 2021, alrededor de las 16:35 horas, cuando estos cuatro hombres acudieron al domicilio de la víctima. «Una vez que llegaron a la puerta de la vivienda aporrearon la misma, diciendo que eran policías, ante lo cual la mujer les franqueó el acceso a su casa. Tras ello, ya dentro de la vivienda, la agarraron por el pelo y la zarandearon, empujándola contra un sofá, al tiempo que le exigían que le dijese dónde guardaba el dinero y efectos de valor», cuenta la sentencia.

«De este modo lograron apoderarse de varias cajas que contenían tabaco, de un teléfono valorado en 120 euros, de 1.320 euros en metálico y de diversas joyas valoradas en 5.214 euros, además de un carro de la compra que emplearon para portar parte de los efectos», continúa la sentencia.

«Para llevar a cabo toda esta acción los autores emplearon doce minutos y usaron pistolas que no consta tuviese capacidad de disparar un proyectil, así como placas que simulaban ser de la Policía Nacional».

Consecuencia de los hechos

«Como consecuencia de estos hechos, la víctima sufrió contractura dorso lumbar y síndrome de ansiedad, de los que tardó en curar 20 días de los que siete fueron con pérdida de calidad de vida moderada», prosigue la sentencia.

Alba Canovaca

Alba Canovaca

Periodista. Comunicando y aprendiendo de todo a mi alrededor. Involucrada en el periodismo social.