El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, ha participado hoy en la colocación de la primera piedra de las obras de urbanización de los suelos de la antigua Fábrica de Vidrios de La Trinidad, en el barrio de la Macarena, y que irá parejo a la construcción de los edificios de viviendas previstos en un proyecto que incluye equipamientos públicos a partir de la recuperación y la rehabilitación de las naves industriales, espacios libres y peatonales y zonas verdes y que alcanza los 30 millones de euros de inversión.

En concreto, la Junta de Compensación ha iniciado hoy las obras de urbanización de los suelos de la antigua fábrica, con una inversión de 1,7 millones de euros y que se prolongarán durante diez meses. En paralelo, se irán construyendo los edificios para las 208 viviendas previstas en el proyecto, que se distribuyen en seis bloques, tres de ellos ya con sus respectivas licencias de obras. Se mantendrán las naves principales, que tendrán uso como equipamientos y donde se desarrollará una gran iniciativa sobre el patrimonio industrial de la ciudad de acuerdo con un trabajo que se quiere consensuar con la plataforma Salvemos la Fábrica de Vidrios de La Trinidad. De hecho, se han solicitado ya fondos europeos por un importe de 5,7 millones de euros para poner en marcha esta última iniciativa.

La urbanización incluye habilitar las redes de servicios, espacios peatonales y libres y viarios interiores en las obras de urbanización. En la ordenación del recinto que plantea este proyecto se ha tratado de mantener las trazas de la extinta actividad industrial, manteniendo todo lo posible las huellas de ésta. Se apuesta por un diseño sostenible, con espacios peatonales, plazas urbanas, áreas de juegos infantiles y zonas ajardinadas  y arboladas (éstas últimas sumarán unos 6000 metros cuadrados). Ahorro de agua y de energía serán otros de los criterios del proyecto.

Si bien las naves principales de esa fábrica –que ocupan una superficie de 7400 metros cuadrados– se mantienen para proteger este patrimonio arquitectónico industrial, del resto de los suelos han resultado seis parcelas residenciales que serán las que se urbanicen junto con los restantes espacios, para que puedan edificarse las nuevas viviendas. Estas se localizan en el frente de la Carretera de Carmona y la calle San Juan Bosco y alojarán 208 viviendas. En cuanto a los viarios interiores, se han diseñado para hacer compatible su uso tanto por los peatones como por los vehículos autorizados, por lo que dispondrán de anchuras variables según su uso, y serán pavimentados en plataforma única. Por su parte, las sendas peatonales dispondrán de arbolado de medio y bajo porte que se añadirá al ya existente.

Deja un comentario