José Antonio Casanueva, abuelo materno de la joven sevillana asesinada hace 14 años, Marta del Castillo, ha hecho público un comunicado en el que apunta, directamente y sin tapujos, a los que él considera los responsables de que no sepa dónde está el cadáver de su nieta. Casanueva, que no ha querido hablar en este tiempo para no entorpecer la investigación, ha hablado claro, lanzando preguntas al aire sobre todo lo que rodea al asesinato de Marta.

A pocos días de que se cumplan 14 años de la desaparición y asesinato de la joven (24 de enero) su abuelo ha querido hablar, ya que «el calendario de mi vida está llegando a sus últimas hojas». Y lo ha hecho a través de un amigo suyo, quien ha leído este viernes el comunicado de Casanueva en los jardines que llevan el nombre de la joven. José Antonio, visiblemente emocionado, ha acompañado a su amigo en todo momento, mientras este leía las líneas que había escrito.

José Antonio arremete contra los jueces

«Hace 14 años mataron a mi nieta y los jueces nos están matando en vida con sus decisiones», ha escrito. El abuelo de Marta ha arremetido con dureza contra los jueces y los fiscales que han participado en el casa, preguntándose por qué «están permitiendo que de los cinco implicados, cuatro estén en la calle riéndose de la Justicia». Asimismo, ha relacionado el parentesco de María García, expareja del hermano mayor de Carcaño, con un juez de la Audiencia Provincial.

El abuelo de Marta se ha referido a ello en el comunicado como una «mano negra» que protege a la que fuera pareja del hermano de Miguel Carcaño, único encarcelado como autor confeso del crimen. «¿Por qué cada vez que sale a relucir el nombre de esta mujer, hay una mano negra que lo impide?», expresaba.

Discrepancias en el relato

José Antonio no ha dejado ahí el asunto, sino que ha ido más allá, refiriéndose a ciertas discrepancias que se han ido sucediendo en el relato de aquella fatídica noche. «En la sentencia del menor se dice que sacaron el cadáver de mi nieta entre la una y la una y media de la madrugada del piso de León XIII. ¿Por qué en el juicio de los mayores esa hora se adelanta y se sitúa entre las 10:00 y 10:30 horas de la noche?» Casanueva señala de nuevo a María García, quien fue declarada inocente en el juicio. «¿Será porque María García declaró que ella entró en la casa a las 12:05 horas de la noche y adelantando la hora a ella se exculpaba?».

«¿Es posible cambiar horarios en el mismo delito y ni tan siquiera tienen en cuenta a los testigos? ¿A quien se estaba intentando encubrir? ¿Qué pasa señor juez que ha habido intervención de los superiores?», se preguntaba el abuelo de Marta, sin entender el desfase de horas que se ha dado por bueno.

Cada pregunta que se hacía el abuelo de Marta iba acompañada de una dura acusación a los jueces y fiscales del caso. «Lo que están haciendo los jueces con mi nieta en estos trece años no tiene nombre ni apellidos. Parece que se cumple aquel refrán de: hoy por ti, mañana por mi. Favores son favores», criticaba.

Análisis de los móviles

José Antonio está seguro de que existe una intencionalidad de esa «mano negra» de proteger a ciertas personas; un «oscurantismo o dejación de funciones», tal y como relataba. «¿Cómo es posible que el perito y la Policía aseguren que con el análisis de los teléfonos móviles de los que estuvieron esa noche se pueda saber con una precisión de siete u ocho metros la situación que habrían tenido aquella noche y no se quiera investigar?», añade el comunicado de Casanueva. «El mismo juez que pidió que se investigara, después se retracta y dice que sólo se clonen los de Miguel Carcaño y el de mi nieta, que por cierto nunca apareció. ¿Por qué?»

El abuelo de Marta ha pedido que se vuelva a repetir el juicio, analizando esta vez los teléfonos móviles de todos los que fuero investigados hace 14 años. Casanueva, al igual que el resto de la familia, está convencido de que los cinco detenidos fueron participantes en los hechos. «Mi esposa se fue hace cinco años sin poder llevar un ramo de flores a su nieta. Mi hermana se fue con la misma pena hace 8 meses. Nos están matando en vida», concluye.

Alba Canovaca

Alba Canovaca

Periodista. Comunicando y aprendiendo de todo a mi alrededor. Involucrada en el periodismo social.