Las obras de «pesadilla» en la barriada de Rochelambert ya han terminado. Si bien aún quedan algunas zonas que pulir, la principal calle afectada, Puerto del Escudo, ya está abierta al tráfico. 13 meses, de los nueve que se estimaron, han tardado en reurbanizar la zona, hacerla más accesible a los peatones y mejorar la señalización.

Para la ejecución de las obras se ha contado con una inversión total de 2,2 millones de euros. Con este dinero, se ha reurbanizado por completo la zona de «los Puertos», tal y como se le conoce, al tener cada calle el nombre de un puerto diferente. Dicha reurbanización ha contado con un diseño en el que han participado los propios residentes y comerciantes.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Puedes hacerte socio o registrarte gratis

Si estás registrado o eres socio inicia sesión

Alba Canovaca

Alba Canovaca

Periodista. Comunicando y aprendiendo de todo a mi alrededor. Involucrada en el periodismo social.