Miles de andaluces se han manifestado este domingo por las calles de Sevilla por el 4 de diciembre. La Plataforma 4D, en la que están integrados los partidos políticos Izquierda Unida, Podemos y Adelante Andalucía, entre otras organizaciones, han reivindicado este día «para la construcción de una Andalucía libre, soberana, dueña de su propio destino».

Este año es la primera vez en la que el 4 de diciembre se celebra oficialmente en la comunidad como el Día de la Bandera de Andalucía, según lo adoptado por el Consejo de Gobierno de la junta el pasado 8 de noviembre.

Tras la celebración oficial en el Palacio de San Telmo, y de forma paralela a esta, la Plataforma 4D convocó una manifestación que ha transcurrido a las 12:00 horas desde Plaza Nueva de Sevilla hasta el Palacio de San Telmo. Allí se ha realizado un acto con la lectura de un manifiesto y diversas intervenciones.

Además de Podemos e Izquierda Unida, forman parte de la plataforma otras dos organizaciones de las que concurrieron juntas a las pasadas elecciones autonómicas del 19 de junio bajo la marca «Por Andalucía»: Iniciativa del Pueblo Andaluz y Alianza Verde, y Adelante Andalucía, la formación liderada por Teresa Rodríguez, así como los sindicatos SAT y Ustea-Intersindical Andaluza, y el colectivo Andalucía Viva.

Con motivo de la manifestación en Sevilla por el 4D, se ha elaborado un manifiesto por parte de la organización, bajo el lema «Andalucía por su soberanía», en el que se ha hecho hincapié que el 4 de diciembre de 1977 «simboliza la irrupción, no esperada, no dirigida, de las grandes mayorías de Andalucía que demostramos una intensa conciencia política de pueblo, reclamando el derecho a emanciparnos y gobernar nuestros asuntos democrática y soberanamente».

Manifiesto de la Plataforma 4D

«El 4D significó, y debe seguir haciéndolo, la impugnación de un régimen de dominación que ha mantenido a Andalucía como Sur político y periferia económica, solo contabilizada como tablao cultural y zona de sacrificio», abunda este manifiesto, que sostiene que el 4 de diciembre «representó la voluntad política de construir una voz propia, del derecho a decidir y a hacernos cargo de nuestro destino como Pueblo».

El manifiesto lamenta que, actualmente, «los municipios y los barrios más empobrecidos del Estado están en Andalucía; la turistización salvaje destruye nuestro patrimonio natural y cultural; la intensificación del extractivismo, como forma de apropiación de la riqueza, está provocando la degradación de nuestros suelos, la contaminación de las aguas y la escasez de jornales para nuestros trabajadores», mientras que, a la vez, «se desmantelan los servicios públicos esenciales» que «garantizan derechos fundamentales», de forma que «se profundiza en la desigualdad, la pobreza y la precarización de la mayoría del pueblo andaluz».

Los promotores de esta manifestación reclaman «un modelo económico organizado desde una lógica diferente a la actual (…) de la mercantilización, el despojo y la dependencia, respetuosa con nuestro patrimonio natural, tanto en el medio rural como en el urbano, que fomente el cooperativismo transformador y que ponga realmente el cuidado de la vida en el centro».

«Para la construcción de una Andalucía libre, soberana, dueña de su propio destino, necesitamos y reclamamos soberanía y capacidad para decidir sobre cuánto nos afecta, impidiendo que otros, y en otras instancias alejadas de Andalucía, sigan decidiendo por y contra nosotros», añade el manifiesto, que también reivindica la «memoria» del pueblo andaluz «luchador y reivindicativo», que provocó que «algunos de sus hijos, como Manuel José García Caparrós, Javier Verdejo, Federico García Lorca o Blas Infante, perdieran la vida».

El manifiesto de la plataforma 4D concluye con un llamamiento a no permitir «que se oculte su memoria ni la de los miles de andaluzas y andaluces, defensores de la libertad y la democracia, que aún hoy, víctimas de un delito de lesa humanidad, permanecen en fosas comunes y cunetas», y con el mensaje de que «hoy, 45 años después del histórico 4 de diciembre de 1977, nuestros corazones siguen latiendo en blanco y verde; seguimos luchando por nuestro reconocimiento como Pueblo Libre y Soberano».


Alba Canovaca

Alba Canovaca

Periodista. Comunicando y aprendiendo de todo a mi alrededor. Involucrada en el periodismo social.