Esta vía que le traigo hoy se encuentra al NO de la ciudad, en unos terrenos conocidos como La Cartuja o la Isla de la Cartuja (41092), zona que recibió dicho nombre por encontrarse en su parte meridional el Monasterio de la Cartuja de Sevilla, antiguo monasterio cartujo de Santa María de las Cuevas, y un lugar que, por otra parte, acogió a la Exposición Universal de Sevilla 1992, conocida de forma popular como Expo '92 o, simplemente, la Expo. Y ha sido sólo la casualidad, ¿o quizás la causalidad?, la que ha hecho aparecer esta entrega tras las dos dedicadas al grupo escultórico Atomium (1) y Atomium (y 2) también muy de Expo, por cierto.

Por si no cae ahora de por dónde anda la calle de marra, le sitúo, es donde se encuentra la bola bioclimática ¿la recuerda?, pues si es así continúo. Con sus mil doscientos ochenta y siete metros (1287 m) de longitud y comprendida entre Avenida Carlos III y Camino de los Descubrimientos, esta doble calle está dedicada nada menos que a Marie Curie, nacida Skłodowska (1867-1934), física y química polaca-francesa, “madre de la Física Nuclear”. Y ya de la que va, segunda mujer en aparecer por estos predios de sevillanos reconocimientos científicos, si no lo recuerda me refiero al grafiti solar y efímero de Hedy Lamarr en Sevilla, una entrada distinta.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Puedes hacerte socio o registrarte gratis

Si estás registrado o eres socio inicia sesión

Carlos Roque Sánchez Gómez

Catedrático de Física y Química jubilado. Autor del blog 'Enroque de Ciencia' (carlosroquesanchez@gmail.com)