El arquitecto para la restauración de la Catedral de Sevilla, Jaime Navarro, ha anunciado que la restauración de la cara norte de la Giralda se retomará tras la Semana Santa del próximo año 2023. Lo ha confirmado esta mañana durante un encuentro con los medios en el que, junto al deán presidente del Cabildo, Teodoro León, presentaban un dosier con el resumen de la actuaciones más significativas realizadas en los últimos cinco años en el templo catedralicio. «Empezará después de la Semana Santa y en seis o siete meses estaremos con ella». Estas han sido las palabras del arquitecto, que posteriormente ha avanzado que la restauración de la última cara de las fachadas que quedaba pendiente tendrá un coste superior porque «se encuentra en peor estado de conservación», y porque al tener «más experiencia» van a hacer un trabajo «más completo». En esta línea ha explicado que además se va a «aprovechar para revisar el interior del cuerpo de campana y todo el sistema de cogida del campanario». Por ello tendrá un presupuesto «mayor que los anteriores».

La última fase de restauración

La Comisión del Patrimonio aprobó en enero del 2020 la realización de dichas obras de restauración de la cara norte de la Giralda. Esas obras tienen un cometido preventivo y forman parte del continuo mantenimiento de un edificio histórico de estas características.

La intervención de la cara norte supone la última fase del proyecto de restauración puesto en marcha en 2017. Del mismo modo se están finalizando las obras en la parroquia del Sagrario, que se iniciaron en 2019, y está previsto que el templo unido a la Catedral pueda abrirse a los fieles también tras la Semana Santa de 2023.

Álvaro Guzguti

Álvaro Guzguti

Periodista