El asesino de la reyerta de San Jerónimo ha sido condenado a siete años y tres meses de cárcel por la Audiencia Provincial de Sevilla por lo ocurrido en el mes de febrero de 2021. En el suceso se vieron involucradas varias personas más, entre ellas, otras cuatro que han sido condenadas a penas de entre cuatro años y medio de prisión y el pago de una multa por distintos delitos de lesiones.

Los cinco acusados iban a ser enjuiciados por un jurado popular, pero la vista oral no se celebrará finalmente tras el acuerdo de conformidad alcanzado entre la Fiscalía y la defensa de los cinco encausados, de modo que el principal investigado, ha sido condenado a seis años de cárcel por un delito de asesinato con la eximente incompleta de legítima defensa y la atenuante muy cualificada de reparación del daño. A todo ello, habrá que sumar quince meses de prisión por un delito de lesiones con medio peligroso con la atenuante de arrebato y la misma atenuante muy cualificada de reparación del daño.

Indemnización por la reyerta de San Jerónimo

Asimismo, deberá indemnizar con un total de 241.213,79 euros a la familia de la víctima, cantidad que el acusado ya ha satisfecho de manera parcial. De igual modo, la Audiencia condena a Sonia S.F. a cuatro años y medio de cárcel por tres delitos de lesiones con medio peligroso con la atenuante muy cualificada de reparación del daño y al pago de una multa de 360 euros por un delito leve de lesiones, a lo que se suma que deberá indemnizar con 6.929,73 euros, 19.748,63 euros y 10.000 euros, respectivamente, a las tres personas a las que lesionó -cantidades que la acusada ya ha consignado parcialmente-.

La Audiencia también condena a Emilia S.C. a seis meses de cárcel por un delito de lesiones con medio peligroso con la eximente incompleta de legítima defensa y al pago de una multa de 180 euros por un delito leve de lesiones, mientras que Manuel M.A. resulta condenado a tres meses de cárcel por un delito de lesiones y José Antonio A.R. tendrá que abonar una multa de 180 euros por un delito leve de lesiones con la eximente incompleta de legítima defensa.

Armados con cuchillos

Por conformidad de las partes, la Audiencia considera probado que los hechos tuvieron lugar sobre las 17:30 horas del día 18 de febrero de 2021, cuando Sonia S.F. se cruzó en una calle de San Jerónimo con otra mujer con la que mantuvo una discusión verbal, tras lo que la acusada se dirigió a un grupo de mujeres que estaba cerca y había presenciado la discusión anterior «acusándolas de estar grabándola con el móvil», lo que fue negado por las vecinas, que instaron a la condenada a marcharse ante su «violenta» actitud.

Seguidamente, esta acusada conminó a su marido -la víctima mortal- y a su hija menor de edad a «vengar la presunta afrenta sufrida» con el grupo de mujeres, de manera que acudieron a la calle donde tuvo lugar la discusión «armados con cuchillos», se dirigieron a las mujeres y, «al llegar a ellas, sin mediar palabra», la víctima lanzó una cuchillada a una de estas vecinas, que logró esquivarle interponiendo el bolso que portaba, mientras que su mujer y su hija menor «agarraron del pelo y tiraron al suelo» a otra de las mujeres.

Al observar esto, la acusada Emilia S.C., que estaba presente en el lugar, agarró un palo que había en un contenedor y golpeó a Sonia «con la intención de que soltara el cuchillo que portaba, en defensa y para evitar que hirieran» a una de las vecinas, pero Sonia «reaccionó lanzando cuchilladas que alcanzaron a Emilia en el codo y en la parte baja del pecho izquierdo».

Testigos

La Audiencia añade que, en la acera de enfrente, se encontraban varios varones familiares del grupo de mujeres agredidas, entre ellos el principal condenado, que se dirigió hacia el lugar de la reyerta al igual que su padre, quien sufrió cortes en las manos al intentar arrebatarle a la víctima el cuchillo que portaba y que además fue apuñalado en el abdomen por la mujer del fallecido.

En este sentido, y «al ver a su padre herido y sangrando abundantemente» por la cuchillada en el abdomen, el principal condenado cogió del suelo el cuchillo que portaban la hija o la mujer del fallecido y lanzó dos puñaladas a éste en la parte trasera del muslo. Este acusado fue retirado del lugar por un vecino, pero a continuación se dirigió de nuevo contra la víctima y le acuchilló en el hombro, provocándola la muerte como consecuencia de un shock hipovolémico por las tres heridas de arma blanca sufridas.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad