Puente de San Telmo

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, ha anunciado hoy el diseño de un plan para dotar de sombra a doce puentes de la ciudad, que se desarrollará entre los años 2023 y 2024 en el marco de la estrategia municipal de mejora del confort climático en los espacios públicos y de lucha contra el cambio climático y sus consecuencias. En concreto, serán los puentes de Los Remedios, San Telmo, Isabel II, Barqueta, calle Samaniego, Avenida Alcalde Manuel del Valle, Carretera de Carmona, Ronda Urbana Norte y Cristo de la Expiración (actualización de su estructura de sombra) y las pasarelas de Cartuja, Calzada y Avenida José Laguillo.

El primer paso administrativo se ha dado en el día de hoy con la aprobación en la Comisión Ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente de la licitación pública de un contrato que evalúe las estructuras de estos doce puentes y, además, redacte los diseños y el sistema para la instalación de elementos de sombra, y que después serán desarrollados en los correspondientes proyectos constructivos. «Es un ejemplo de cómo estamos reorientando las cuestiones relacionadas con la sombra y el confort climático para hacer una ciudad más agradable y saludable y que soporte mejor las altas temperaturas del verano», ha explicado el alcalde.

En concreto, el contrato incluye desde la recopilación de la documentación existente de cada uno de los puentes y la realización de las inspecciones de las superestructuras, subestructuras y elementos no estructurales, hasta la relación de aquellos deterioros observados, la evaluación de los diferentes elementos y las propuestas de actuaciones como soluciones óptimas de mejora. Una vez estudiada la totalidad de la información obtenida en la inspección detallada de cada uno de los puentes o pasarelas y los resultados obtenidos en los estudios complementarios que se realicen, la empresa adjudicataria planteará las actuaciones necesarias para las diferentes alternativas posibles, con una valoración aproximada de cada una de ellas y una recomendación de la más idónea.

Las inspecciones se realizarán con personal y equipos especializados, con medios auxiliares como drones, elevadores, pasarelas o incluso subacuáticos, a fin de recopilar información exhaustiva y precisa sobre el estado de las estructuras. Dadas las diferencias en las características básicas de los distintos puentes de la ciudad, se plantea la distribución de los trabajos en dos lotes.

El primero aglutina a los puentes sobre la dársena del Guadalquivir y el segundo agrupa a los puentes sobre el ferrocarril. Exactamente, el primer lote atañe a los puentes de los Remedios, de San Telmo, de Isabel II, del Cristo de la Expiración, la pasarela de la Cartuja y el Puente de la Barqueta. En el segundo de los lotes se incluyen la pasarela de la Calzada, la de la Avenida José Laguillo, el puente de la calle Samaniego, el de la Avenida Alcalde Manuel del Valle, el de la Carretera de Carmona y el de la Ronda Urbana Norte.

En el caso de los puentes comprendidos en el Lote 1, dada su ubicación en el ámbito del Conjunto Histórico de Sevilla, se redactará además un documento resumen de las soluciones alternativas para su remisión a la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico. Toda la información generada tales como informes, hojas de control, valoración y dictamen, planos, fotografías, etcétera, se prevé digitalizar y cargar en el Sistema de Información Geográfica de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente.

Los trabajos se han valorado en 434.934 euros, en el caso de los correspondientes a los puentes del Lote 1, y 275.275 en el de los puentes del Lote 2. Para la realización de estos estudios se ha estimado un plazo de ejecución de 12 y 10 meses, respectivamente.

Otras medidas de mejoras climatológicas

«La decisión de estudiar la instalación de sistemas de sombra en los puentes es una iniciativa más de las puestas en marcha por el Ayuntamiento de Sevilla para aumentar el confort térmico en los espacios públicos, consciente de la necesidad de mitigar las altas temperaturas que la ciudad padece durante el verano», ha abundado Antonio Muñoz.

En esta línea, este año se ha aumentado en dos más el número de calles del centro donde se han instalado toldos, alcanzando el número de 26, y la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente ha elaborado un proyecto para instalar también estas lonas en la Avenida de la Constitución, que se encuentra pendiente de ser autorizado por la Comisión Provincial de Patrimonio de la Junta de Andalucía, y que está previsto acometer la próxima primavera si recibe el dictamen favorable. Asimismo, el 2023, y una vez aprobado por este organismo de la Administración autonómica, también se ejecutará un proyecto de dotación de pérgolas de sombra en la amplia terraza de las instalaciones de Turismo de Sevilla en el Paseo Marqués de Contadero.

Al margen de ello, a iniciativa de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente, se ha iniciado recientemente un trabajo de colaboración con la Universidad de Sevilla para configurar un equipo académico multidisplicinar que establezca distintas medidas a adoptar en diferentes ámbitos para atenuar el efecto de las altas temperaturas. En concreto, ya se está trabajando en un primer proyecto denominado «Sombras: estrategias para el manejo del confort térmico en la ciudad de Sevilla», cuyo objetivo es buscar soluciones adecuadas para espacios como calles principales, patios de colegios, nodos de la red de transporte público e, itinerarios comerciales y turísticos.

De otro lado, el Ayuntamiento está desarrollando, con confinanciación de la Unión Europea, un modelo innovador de climatización en la Avenida Thomas Alva Edison, en la Isla de la Cartuja, bautizado como “Cartuja Qanat”, para lograr el enfriamiento del entorno a través de una infraestructura para la captación y conducción de aguas subterráneas. Finalmente, desde el Área de Parques y Jardines se mantiene el compromiso de alcanzar al menos 5.000 árboles nuevos en cada campaña de plantación.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad