El Ayuntamiento de Sevilla va a invertir casi 260.000 euros en el suministro de nuevos chalecos antibalas de uso externo y fundas externas para la Policía Local con el objetivo de garantizar la prestación del servicio diario con una seguridad acorde a las amenazas actuales. Esta nueva adquisición supone la renovación y la actualización de la totalidad de estos elementos básicos para la seguridad de los agentes, ya que se suman a los anteriormente adquiridos.

En concreto, el presupuesto con el que cuenta esta inversión que ha salido a licitación es de 259.666 euros y además de que supone dotar a los agentes del Cuerpo de la Policía Local de una protección antibalística y anticuchillo adecuada, el suministro también incluye un número de fundas de repuesto debido al desgaste que habitualmente sufren las mismas.

En total, el contrato consiste en el suministro de un total de 250 chalecos completos con sus fundas. También incluye otras 380 fundas de reposición, si bien el número de todos estos elementos puede aumentar a resultas de que la baja ofertada por el adjudicatario permita el incremento del suministro.

El contrato licitado detalla que los chalecos antibalas deben ser para uso externo y estar compuestos por tres elementos: el material balístico de protección; la funda de protección del paquete balístico; y la funda exterior que porta los paneles de protección delanteros y traseros.

Los chalecos también deben ir provistos también de una bolsa de transporte de color azul oscuro, con la leyenda Policía Local Sevilla. Además, el tejido de la misma debe estar confeccionado con materiales resistentes e impermeables, aislando el chaleco de los elementos externos, como la humedad, los rayos UV entre otros. La bolsa deberá permitir una extracción rápida y sencilla.

El diseño de los chalecos antibalas de la Policía Local debe estar orientado para su uso durante jornadas de servicio prolongadas, ofreciendo el mayor confort y ergonomía posible, con una aceptable flexibilidad, grosor y peso, adaptándose en la mayor medida posible al cuerpo del usuario, permitiéndole realizar las actividades propias policiales y el empleo del material de dotación que porte en el cinturón. Los chalecos deberán cumplir los niveles establecidos según los distintos protocolos tanto para protección balística como para arma blanca.

Respecto a las fundas de protección del paquete balístico, deberán ir selladas mediante ultrasonidos. Debe ofrecerse garantía de reposición, en caso de abertura, durante la vida útil del mismo.

La funda deberá ser estéticamente acorde al resto de la uniformidad de la Policía Local de Sevilla y adaptarse en su diseño a la Orden de 16 de febrero de 2009, de la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía por la que se establece la descripción, diseño y características técnicas de la uniformidad de las Policías Locales. La funda será bicolor, los colores serán azul noche y amarillo de alta visibilidad.

Por último, la funda no deberá presentar elementos que puedan provocar molestias, lesiones o poner en riesgo la vida de su usuario, así como desperfectos en el resto del vestuario o que puedan modificar la eficacia de los paneles de protección.

Deja un comentario