El Aeropuerto de Sevilla ha puesto en servicio hoy la nueva zona de salidas internacionales No Schengen del terminal. Con este hito, finaliza la obra de ampliación por la parte norte del edificio, después de que en noviembre de 2020 se abriese, en la planta baja, la zona de llegadas internacionales No Schengen.

En los días previos a la puesta en servicio de las nuevas dependencias, el aeropuerto ha desarrollado, junto con los agentes handling -empresas que asisten a las aerolíneas en tierra–, varias pruebas con vuelos ficticios, así como visitas de familiarización con los empleados que estarán implicados en su día a día.

Gracias a ello, la operativa ha arrancado esta mañana con total normalidad y sin incidencias. Los primeros pasajeros que embarcarán desde la nueva zona lo harán en un vuelo con destino a Londres, que despegará pasadas las 14:00 horas bajo la librea de la compañía Vueling.

El área de salidas internacionales No Schengen cuenta con cinco puertas de embarque, a las que se sumará, en breve, una mixta que, según las necesidades operativas, podrá habilitarse para vuelos Schengen o No Schengen. También dispone de bancadas con tomas eléctricas y de USB y de un espacio con mesas de trabajo.

Tiene, además, dos pasarelas de embarque de última generación –una de ellas, ya en servicio, mientras que la segunda lo hará a finales de septiembre-, un núcleo vertical de comunicación, dos cabinas dobles para el control manual de pasaportes y una tercera para cuando ese control se realice a través de los seis equipos ABC System que se han instalado (sistema automático que verifica documentos en pocos segundos mediante
un doble mecanismo de biometría y huella dactilar).

Por otra parte, está en curso la tramitación necesaria para abrir, en los próximos meses, un punto de restauración y un stand de la tienda libre de impuestos. En cuanto al diseño arquitectónico, al igual que ocurre en la nueva zona sur del edificio terminal, que se inauguró el pasado marzo, predominan los espacios diáfanos y las grandes cristaleras, con el objeto de potenciar la entrada de luz natural.

Trabajos pendientes de la ampliación

A partir de ahora, y una vez abiertas la nueva zona norte en su totalidad y la nueva zona sur, la obra del terminal se centrará en la remodelación del antiguo pasillo de pre-embarque del edificio, la conclusión de la sala de recogida de equipajes, la instalación de las tres pasarelas de embarque que quedan pendientes y la apertura de las tiendas y puntos de restauración que integran la renovada oferta comercial del aeropuerto.

La ampliación del terminal forma parte de un ambicioso plan de obras lanzado en el Aeropuerto de Sevilla en mayo de 2019, en el que también se incluían el recrecido de la pista de vuelo –finalizado en enero de 2020- y la reforma de la central eléctrica –actualmente, en ejecución-. Dicho plan supondrá una inversión de alrededor de 80 millones de euros si se tienen en cuenta las tres grandes actuaciones señaladas y varios proyectos asociados a las mismas que se han ido acometiendo en paralelo.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad