Joven que protesta desde lo alto del ficus

Dos personas se encuentran desde las 07:00 horas del miércoles subidos al ficus centenario de San Jacinto para protestar por el permiso para talarlo que el Ayuntamiento de Sevilla le ha concedido a la parroquia. Así se aprecia en un vídeo difundido en las redes sociales por los protagonistas de esta protesta.

Califican de «inadmisible» que esto esté ocurriendo en una ciudad tan calurosa como Sevilla. Aseguran que el árbol sigue vivo tras una poda «agresiva», que ha supuesto el primer paso de la operación para el apeo del ficus. «Aquí vamos a estar hasta que nos echen», afirman ambos manifestantes en el vídeo, el cual finalizan con gritos de «no a la tala».

Empieza la poda del ficus de San Jacinto, paso previo a su tala definitiva

Este martes han comenzado los trabajos en San Jacinto para acabar con la vida del ficus longevo que se encuentra en el recinto de la parroquia y cuyo sacerdote fue el encargado de solicitar al Ayuntamiento que se hiciera cargo del mantenimiento del árbol, ya que la iglesia no podía sustentarlo económicamente.

El propio párroco ha sido quien ha confirmado que por el momento solo es una poda pero que «sintiéndolo en el alma, hay que tomar una decisicón drástica». Los gastos de la operación corren a cargo de la institución religiosa, quien asegura que dará a conocer las cifras que está suponiendo la poda y posterior tala del ficus. La última poda que se le realizó supuso un coste de 12.000 euros para la parroquia.

Además de la cuestión económica, informe elaborados por la corporación municipal señalaban el daño que está provocando este árbol de grandes dimensiones a la Parroquia de San Jacinto, declarada Bien de Interés Cultural, y el riesgo que supone para los viandantes.

El Ayuntamiento justifica la tala del ficus de San Jacinto por la «peligrosidad para las personas»

El portavoz del gobierno municipal, Juan Manuel Flores, ha explicado hoy que la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sevilla ha dado autorización a la Parroquia de San Jacinto para el apeo del ficus tras el dictamen de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, sobre la afección a la integridad de este templo, declarado Bien de Interés Cultural (BIC). Igualmente, Flores ha recordado que la autorización llega tras la existencia de informes técnicos que alertan sobre el riesgo para las personas en una zona de gran tránsito peatonal y en la que ya se han producido episodios previos de caídas de ramas que en una ocasión provocaron heridas a seis personas, una de ellas de gravedad.

«Es un día triste. Nadie quería apear ese árbol, la propia Iglesia quería mantenerlo, pero la seguridad debe estar por encima de todo. Ese árbol ya estuvo a punto de matar a una persona y desde entonces ha habido varias caídas de ramas», ha señalado Flores.

Igualmente, el portavoz del gobierno municipal ha explicado que «la Iglesia, además, nos presentó un informe sobre los daños estructurales en el edificio por el árbol que indica desplome en la fachada y grietas en el interior del templo. El árbol es de titularidad privada, la Iglesia nos ha demostrado con informes que es la única opción para garantizar la seguridad. Entendiendo las protestas, la Iglesia determina que no hay otra opción debido a los riesgos que entraña para las personas y para la estructura del edificio», ha explicado el portavoz.

El portavoz del gobierno municipal ha recordado, asimismo, que desde Parques y Jardines se ha actuado de forma subsidiaria en distintas ocasiones para podas que evitaran la peligrosidad sin cargo. «Sin embargo la situación del árbol ha ido a peor, un problema que no es actual, sino que viene desde hace tiempo», ha señalado.

Manuel Rocha

Manuel Rocha

Periodista andaluz. @_manuel_RG_ en Twitter.