El portavoz del gobierno municipal, Juan Manuel Flores, ha explicado hoy que la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sevilla ha dado autorización a la Parroquia de San Jacinto para el apeo del ficus tras el dictamen de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, sobre la afección a la integridad de este templo, declarado Bien de Interés Cultural (BIC). Igualmente, Flores ha recordado que la autorización llega tras la existencia de informes técnicos que alertan sobre el riesgo para las personas en una zona de gran tránsito peatonal y en la que ya se han producido episodios previos de caídas de ramas que en una ocasión provocaron heridas a seis personas, una de ellas de gravedad.

«Es un día triste. Nadie quería apear ese árbol, la propia Iglesia quería mantenerlo, pero la seguridad debe estar por encima de todo. Ese árbol ya estuvo a punto de matar a una persona y desde entonces ha habido varias caídas de ramas», ha señalado Flores.

Igualmente, el portavoz del gobierno municipal ha explicado que «la Iglesia, además, nos presentó un informe sobre los daños estructurales en el edificio por el árbol que indica desplome en la fachada y grietas en el interior del templo. El árbol es de titularidad privada, la Iglesia nos ha demostrado con informes que es la única opción para garantizar la seguridad. Entendiendo las protestas, la Iglesia determina que no hay otra opción debido a los riesgos que entraña para las personas y para la estructura del edificio», ha explicado el portavoz.

El portavoz del gobierno municipal ha recordado, asimismo, que desde Parques y Jardines se ha actuado de forma subsidiaria en distintas ocasiones para podas que evitaran la peligrosidad sin cargo. «Sin embargo la situación del árbol ha ido a peor, un problema que no es actual, sino que viene desde hace tiempo», ha señalado.

Manuel Rocha

Manuel Rocha

Periodista andaluz. @_manuel_RG_ en Twitter.