Un alumno de la facultad de Empresariales de la UPO ha sido pillado copiando durante un examen. Según ha informado ABC de Sevilla, este alumno fue descubierto por un examinador mientras realizaba fotografías a la hoja de la prueba. Todo esto no resulta novedoso, en cambio sí que es chocante que quien estuviera chivando las preguntas al alumno fuera una academia.

El alumno pillado copiando en un examen de la UPO se negó en primera instancia a entregar el móvil cuando el examinador se percató de lo que estaba ocurriendo. Finalmente, colocó encima de la mesa un móvil apagado, pero no era el único que llevaba. El alumno portaba otro móvil con el que pretendía seguir con la actividad. El alumno fue suspendido y se ha solicitado una apertura de expediente académico.

De entre las variadas versiones que aportó el estudiante, la que pudo ser confirmada es que una academia le estaba enviando fotografías al teléfono con las respuestas de las preguntas. La vicerrectora de Relaciones Institucionales de la UPO, Laura López, ha confirmado los hechos y ha puesto en marcha el protocolo propio de estos casos. López asegura que esto es habitual cada año pero que los alumnos se van «sofisticando».

Otros profesores han confesado a ABC que creen que otros muchos alumnos han pasado las pruebas de recuperación realizadas este mes de julio en la UPO a través de métodos ilegales y aseguran que están «vendidos» porque «no hay forma de prevenir estos comportamientos.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad