La última hora, en tu móvil

La mejor manera de enterarte de todo al momento

El Museo Casa de la Ciencia de Sevilla ha acogido esta mañana la presentación oficial de Ciencia en el Barrio, iniciativa del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en la que colabora el Ayuntamiento de Sevilla, a través de las áreas de Ciencia y Educación, para fomentar la cultura científica en los barrios más vulnerables de la capital hispalense con conferencias, talleres, clubes de lectura, exposiciones y visitas guiadas a los centros de investigación del CSIC en la provincia. Todo ello, de la mano de investigadores e investigadoras del CSIC actualmente en activo.

Al acto de presentación han asistido el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz; la vicepresidenta adjunta de Cultura Científica del CSIC, Pura Fernández; y la delegada institucional del CSIC en Andalucía y Extremadura y directora del Museo Casa de la Ciencia, Margarita Paneque.

Este programa permitirá llevar la ciencia a distintos barrios de la ciudad contribuyendo a la generación de talento, a la formación de los jóvenes y a la divulgación del trabajo que tantos y tantos profesionales desarrollan en los centros de investigación públicos y privados de Sevilla, según ha explicado el alcalde.  

La ciencia en personas vulnerables

El objetivo es acercar la ciencia a aquellos colectivos a los que, quizá por un entorno social menos favorecedor, no les resulta fácil acceder a ella, así como favorecer el contacto directo entre estos y los jóvenes y despertar la curiosidad por la ciencia; según ha explicado la delegada del CSIC Margarita Paneque.

Las actividades, totalmente gratuitas, se dirigen a zonas que han sido seleccionadas en base a indicadores del Ayuntamiento de Sevilla, barrios de la ciudad con más población vulnerable con el objetivo de que la ciencia y la investigación sean factores para la reducción de las desigualdades y generación de oportunidades en zonas con necesidad de transformación social, especialmente para los más jóvenes. Los distritos Norte, Macarena, Sur, Cerro-Amate y San Pablo-Santa Justa, además de la barriada de Torreblanca en el Distrito Este-Alcosa-Torreblanca han sido los seleccionados. Aunque en un primer momento las actividades se dirigirán a Institutos de Educación Secundaria, en especial al alumnado de 4º de la ESO, más adelante se espera incorporar también a Centros de Educación Permanente o Centros de Mayores. 

La importancia de llegar a nuevos públicos

Ciencia en el Barrio es una muestra de la apuesta de las administraciones públicas por llevar las actividades de divulgación a nuevos públicos, con énfasis en aquellas zonas más vulnerables y en las que no se estaban realizando este tipo de actividades.

El proyecto, que comienza ahora su andadura en Sevilla, nació en Madrid en 2016. Desde entonces, se han realizado más de 300 actividades en las que han participado cerca de 24.000 personas de zonas vulnerables y con dificultades socioeconómicas.

Entre las actividades realizadas hay conferencias sobre la evolución humana, clubes de lectura sobre robótica y talleres sobre síntesis de medicamentos o arqueología. La gran mayoría de estas actividades se han realizado en Institutos de Educación Secundaria, aunque en proyecto también cuenta con varios Centros de Educación de Adultos, centros de mayores, e incluso un Hospital de Día para adolescentes con trastorno mental grave.