Se trata de una travesía peatonal, provista de pequeñas plazas distribuidas a lo largo de sus 182 m de longitud, que discurre entre la calle de la Ada y la calle Jericó y pertenece al popular Polígono de San Pablo, barrio C (41007), edificado entre 1974 y 1976 o sea a finales del tardofranquismo. Una vía que lleva el nombre de la ciudad siciliana, famoso centro cultural en la Antigua Grecia y, por ende, está relacionada con no pocas personas relevantes en la historia de la humanidad.

Entre ellas nuestro personaje de la semana pasada quien nació, vivió buena parte de su vida y murió de manera violenta en Siracusa. Me refiero al polímata Arquímedes, de cuyos sobresalientes logros ya “cienceamos” algo, pero del que no dijimos ni mu acerca de sus escolares y reconocidas frases: “Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”, “¡Eureka! ¡Eureka!” o “Noli tangere circulos meos”, todas ellas imperdibles.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Puedes hacerte socio o registrarte gratis

Si estás registrado o eres socio inicia sesión

Carlos Roque Sánchez Gómez

Catedrático de Física y Química jubilado. Autor del blog 'Enroque de Ciencia' (carlosroquesanchez@gmail.com)