Policía Nacional en los juzgados de Sevilla
Policía Nacional en los juzgados de Sevilla / Archivo

La Policía Nacional de Sevilla se encuentra investigando a varios agentes antidroga de los que sospechan, podrían estar trabajando para un narcotraficante, según informa Diario de Sevilla. Los investigados, presuntamente, pasaban información confidencial de operaciones policiales en curso a los narcos.

Además de pasar información reservada de la Policía Nacional, los documentos consultados por dicho medio de comunicación reflejan que también se sospecha que los agentes investigados brindaran protección a ciertos señores de la droga y colaboraran también en algunas de las acciones delicitivas.

Con las escuchas, Asuntos Internos de la Policía Nacional concluyó, a raíz de la escucha de las grabaciones telefónicas, que un importante narcotraficante de Sevilla tenía a su servicio a estos policías que ahora se investigan. Estos entraban en las bases de datos policiales para consultar datos sobre la operación contra su «protegido» o con su entorno y forzaban, en ocasiones, que estas operaciones en las que el objetivo era su banda «amiga» para terminar encargándose ellos de las acciones.

La investigación la iniciaron agentes de Madrid que empezaron a sospechar de ciertos agentes de Sevilla pertenecientes a la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco). El asunto se trató en el juzgado central número 4 de la Audiencia Nacional, donde se archivó el caso pero ahora se ha reabierto.

La operación se ha llevado a cabo através de la infiltración de agentes, la intervención de las comunicaciones de los sospechosos y la puesta en marcha de seguimientos. Los policías en el punto de mira de las investigaciones fueron apartados de la unidad de drogas pero no de la Policía Nacional. Actualmente trabajando en la Jefatura Superior del cuerpo.

Uno de los sospechosos, pillado en casa de un narco

Los agentes que investigan este caso vieron cómo uno de los investigados llegó en su motocicleta a una casa en la que residía un narcotraficante. Dos horas después de que se marchara de la vivieda el sospechoso, los agentes pudieron comprobar que en esa vivienda se realizó una transacción de droga. En concreto, de cocaína.

Otro suceso que hizo sospechar fue la modificación que realizó uno de los investigados en la bases de datos de la Policía Nacional sobre uno de los casos de narcotráfico investigados, que llevana seis meses sin haber ninguna actualización.

Además, en algunas de las conversaciones entre agentes a las que ha tenido acceso Diario de Sevilla, se escuchan cosas texualmente tales como «Me han dicho que (dos policías) van a su casa (de un narco) como si fueran uno más, quillo, pero que son putos sinvergüenzas buenos, ¿eh? Quillo me han contado cosas de esa gente… o aseveraciones como «a esa gente todos los delincuentes lo conocen».

Manuel Rocha

Manuel Rocha

Periodista andaluz. @_manuel_RG_ en Twitter.