Unos 70 ex mineros de Boliden Apirsa ocuparon ayer jueves durante tres horas las dependencias de la Consejería de Empleo, en la avenida de Hytasa de Sevilla, para pedir una reunión con el consejero de Empleo, Antonio Fernández, dentro de sus acciones de protesta por su actual situación laboral y para pedir la vuelta a las negociaciones. Asimismo, los ex trabajadores trasladaron sus reivindicaciones de la Consejería de Empleo al Parlamento andaluz, donde se concentraron y a la espera de reunirse con representantes de todos los partidos políticos, según indicó el portavoz de este colectivo, Juan José Fernández.

Sevilla Actualidad/Agencias. Su intención era estar en la consejería hasta ser recibidos por el consejero, pero la Policía acabó desalojándolos. Fernández, que lamentó que los máximos representantes de la Consejería «nos nos han querido recibir», quiso dejar claro que los ex mineros «no nos sentimos privilegiados» y lamentó que «los partidos utilicen políticamente nuestras reivindicaciones, nos están politizando». En ese sentido, Fernández aseguró que «en concreto a mí no me han ofrecido ni un puesto de trabajo», por lo que pidió a las administraciones que «dejen de hacer oídos sordos a nuestras peticiones».

Después de la concentración en Empleo, los ex mineros dirigieron sus protestas hasta el Parlamento andaluz. Fernández precisó que una delegación de este grupo entró en las dependencias parlamentarias, donde tienen previsto entrevistarse con diputados de IULV-CA y del PP-A y están haciendo gestiones para también hablar con los del PSOE-A. Su intención era entregar a todos los partidos un documento con sus reclamaciones, con el objeto de «hacerles ver quién realmente miente y decirles que no estamos comiendo de la ‘sopa boba'».

Tras lamentar que «durante diez años se ha estado politizando el conflicto», Fernández hizo un paralelismo con la situación de los ex trabajadores de Delphi, ya que «al igual que con Boliden, la Junta se ha hecho cargo del patrimonio de Delphi tras el acuerdo con los sindicatos, con los que se ha comprometido en solucionar su futuro laboral, el mismo compromiso que adquirieron con nosotros y que ahora incumplen».

Por su parte, el consejero andaluz de Empleo, Antonio Fernández, no tardó en valorar estas protestas. Fernández afirmó ayer que los ex mineros de Boliden Apirsa «no tienen motivo ético ni moral para hacer lo que están haciendo», ya que «hay documentos en los que se reconocen que se les ha ofrecido empleo y no han querido trabajar».

Un vez concluida la sesión de la comisión de Empleo en el Parlamento, Fernández señaló que «no tienen legitimidad moral» para «tomar violentamente una sede administrativa en la que han hecho daño a funcionarios, a los que han empujado y tratado violentamente». Asimismo, el consejero de Empleo aclaró que «no ha mediado ninguna solicitud de conversación con él en días previos».

Fernández destacó que «los mineros tienen un problema de actitud, que es poco urbana» y señaló que «el consejero de Empleo ha estado trabajando muchas veces con ellos».

Con apoyo de IU

El coordinador de la comisión de movilización frente a la crisis de IULV-CA, Juan de Dios Villanueva, mostró su respaldo a los ex mineros de la empresa Boliden que se concentraron en las dependencias de la Consejería de Empleo y aseguró que gozan del apoyo «político y jurídico» por parte de la formación.

En declaraciones a Europa Press, Villanueva, que presenció la ocupación de los mineros en la Consejería de Empleo, criticó que los miembros de seguridad de esta sede «impidieran» el paso a diversos medios de comunicación que querían hacerse eco de este acto de protesta realizado por parte de estos trabajadores.

«Han intentado tapar la repercusión mediática un conflicto, en un ataque contra la libertad de expresión», aseguró Villanueva, quien indicó que una hora después de que se les negara «de forma casi violenta» el paso, se les permitió finalmente la entrada.

El coordinador de la comisión de movilización frente a la crisis de IULV-CA insistió en que su formación «siempre» ha apoyado las reivindicaciones de estos trabajadores, «que no son los culpables de la rotura de la balsa en Aznalcóllar». «Desde que consiguieron, tras importantes movilizaciones, un puesto de trabajo en Egmasa, la Junta siempre ha intentando quitárselos de encima, bajándoles la carga de trabajo», concluyó.

A golpe de movilización

Esta misma semana, los ex mineros de Boliden se concentraron ante las vías del AVE y tuvieron que ser desalojados. También el pasado 23 de enero los ex mineros también cortaron el carril de entrada de la A-49 a Sevilla a la altura de la Glorieta de los Descubrimientos, lo que provocó unos siete kilómetros de retenciones.

Estos trabajadores piden la «vuelta a las negociaciones» para la recolocación de estos trabajadores y recordó que no hay, por el momento, «ninguna nueva reunión prevista», ante lo que los ex mineros ya han comenzado a solicitar sus prestaciones por desempleo.

La última reunión tuvo lugar el pasado 20 de enero, tras lo que la Junta de Andalucía aseguró que «ha cumplido sus compromisos» con los ex mineros de Boliden y se ratificó en la posición manifestada en las actas de la mesa de seguimiento del Plan de Recolocación, en las que se hace referencia a la «falta de voluntad» por parte de los trabajadores, quienes quedarían excluidos del acuerdo si incumplían las obligaciones contempladas en éste.

En este sentido, fuentes de la Administración regional explicaron entonces a Europa Press la continuidad de su postura ante los ex mineros, tras la finalización de la reunión mantenida por parte de representantes de Empleo e Innovación, Ciencia y Empresa, junto a dirigentes de CCOO-A y CCOO Sevilla, que plantearon una revisión de la situación actual de estos trabajadores. Así, la Junta ratificó su posición expresada en las diferentes actas de la mesa de seguimiento del plan y dejó latente que ha cumplido su compromiso con éstos en todo momento.

www.sevillaactualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad