Las obras de Metropol Parasol no tienen fecha de finalización a día de hoy

Metropol Parasol, la obra que Sacyr lleva cuatro años construyendo en la plaza de la Encarnación, recibirá una inyección extra de 18 millones aportados por el Ayuntamiento de Sevilla. Este proyecto del alemán Jurger Mayer alcanzará así un presupuesto superior a los 50 millones desde fondos públicos, sin saber cuánto ha invertido la constructora y cuándo terminará la obra.


Sevilla Actualidad
. El Ayuntamiento de Sevilla pretende liberar 18 millones de euros para uno de los proyectos claves del actual equipo de gobierno. El Metropol Parasol, de la plaza de la Encarnación, modifica una vez más su proyecto inicial tras los problemas legales y de materiales que ha tenido.

El delegado de Urbanismo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, comentó ayer en una rueda de prensa, que hasta ahora, se trataba de un proyecto constructivo «imposible». Según el delegado, desde que el proyecto fue atribuido al arquitecto alemán ganador del concurso internacional de ideas, su construcción ha pasado por momentos de «gran incertidumbre”, además de indicar que en ese momento «no existía la tecnología necesaria para poder realizarlo».

Este retraso de «causas no previstas» se debe, según Celis, a la complejidad de la estructura que soporta la madera de los parasoles y también la recurrida crisis económica. Así, se han sucedido diferentes plazos de finalización, desde el primero en junio de 2007, otro en primavera de 2008, último trimestre de 2009 hasta principios de 2010.

Ante esta situación, el arquitecto redactor ha presentado una solicitud de modificación para finalizar la obra, a la que Gómez de Celis no puso plazo. La propuesta se discutirá en el pleno de hoy, «donde aprobaremos la liberación del dinero”, comentó el delegado.

Nuevo cambio de proyecto

El reajuste está basado, primero, en la modificación presupuestaria en la construcción de la estructura de madera «por causas no previstas en el proyecto básico», principalmente «por su complejidad» y en segundo lugar, por una serie de mejoras solicitadas por el Ayuntamiento a la concesionaria. Nueva ordenación del tráfico, mejoras del mercado solicitadas en consenso con los comerciantes o pruebas de carga, entre otros cosas, son los motivos de su apertura por fases, aún sin saber cuándo.

Tras esta segunda modificación del proyecto (la primera fue de alrededor de 7 millones de euros), la obra le cuesta al consistorio hispalense «algo más de 50 millones de euros», donde no entraría el dinero aportado por la empresa Sacyr.

Celis dijo creer «firmemente» en el proyecto, que a su juicio permitirá «despegar Los autobuses dejaron de entrar en la Encarnación en junio de 2009 por las obras de Metropol Parasoleconómicamente a una zona olvidada», como «se le debe a los placeros de la Encarnación después de 36 años», y anunció que se elaborará en colaboración con Aprocom un estudio del impacto económico que va a suponer el proyecto.

Incógnita de futuro

«Tras meses de negociación con Sacyr soy consciente de la premura de los plazos y no estoy dispuesto a perder ni un sólo segundo», sentenció Gómez de Celis, quien consideró que «es una obra que la ciudad necesita ver acabada y se va a hacer todo lo humanamente posible para que así sea».

Está claro que la premura en los plazos es esencial en una obra que lleva cuatro años construyéndose bajo la mala imagen de gran parte de la opinión pública. Tras la retirada de las paradas de autobuses y su cierre al tráfico, los sevillanos tan sólo pueden hacer uso del 30 % de esta plaza que encuentra, todavía lejano, su futuro.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario