Izquierda Unida ha criticado que el Gobierno Municipal quiera convertir el edificio en un centro deportivo, mientras que CCOO advierte que es un lugar de memoria histórica.

La antigua comisaría de la Gavidia se ha convertido en objeto de discrepancia, por un lado IU advierte que ubicar un centro deportivo privado en esta zona “no es lo que quieren los vecinos” y supone “saltarse a la torera” los acuerdos del Pleno. 

El portavoz municipal de Izquierda Unida en Sevilla, Daniel González Rojas, ha mostrado este jueves el rechazo de su formación política a cualquier modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que vaya encaminada a permitir la privatización de un edificio público como la antigua comisaría de la Gavidia.

Así ha reaccionado González Rojas ante la “enésima venta de humo” del gobierno del PSOE sobre este céntrico equipamiento y el macroproyecto privado, vinculado al ocio y al deporte, que ahora “se saca de la manga”.

En concreto, el portavoz de IU ha instado al alcalde, Juan Espadas, a no “marear más la perdiz” y a dejar de proyectar una ciudad pensada únicamente para el consumidor. “Primero se empeñó en perder el tiempo hablando de la demolición del edificio y ahora nos viene con esto”, ha lamentado Rojas. Y es que, a su juicio, hablar a estas alturas de pliegos de contratación con una empresa madrileña supone “saltarse a la torera” el acuerdo adoptado a principios de mandato en el Pleno del Ayuntamiento, a propuesta de IU, para blindar el uso público y social de la Gavidia.

Como se recordará, gracias a aquella moción de Izquierda Unida, se paralizó el cambio de calificación urbanística emprendido por el anterior gobierno local del PP en dicha parcela para que albergara una gran superficie comercial.

“Espadas falta de respeto a la ciudad”

Por eso, la federación de izquierdas entiende que el gobierno de Espadas “falta el respeto a la ciudad” al sentarse ahora a negociar con una empresa privada el futuro de la antigua comisaría, dando la espalda a la oposición y, sobre todo, a los vecinos y vecinas del Casco Antiguo, que llevan años pidiendo un uso público y social para este espacio, dada la carencia de equipamientos que tiene el centro de la capital hispalense.

“Nos alegramos de que Espadas haya renunciado definitivamente a convertir el edificio en un hotel, como pretendía en la oposición, pero un centro deportivo privatizado tampoco es lo que quieren los vecinos”, ha recalcado Rojas. Además, IU no está por la labor de desaprovechar la oportunidad que se abre de gestionar participativamente este enclave y de pensar el urbanismo de la ciudad de otra forma, tal y como propone la asociación Entre Adoquines.

Apoyo a la iniciativa de ‘Entre Adoquines’

Tras reconocer que la iniciativa “más sólida y atractiva” que hasta ahora se ha puesto sobre la mesa para recuperar la Gavidia es la de este colectivo de jóvenes arquitectos, al primar los usos sociales del equipamiento, Rojas ha recriminado al gobierno de Espadas que se desentienda de este proyecto, que cuenta con el apoyo de las dos universidades públicas de la ciudad, después de haberse interesado por él y de haberlo elogiado públicamente.

Desde Izquierda Unida subrayan además que, según el famoso informe encargado por Espadas a los técnicos de Urbanismo para conocer la situación del edificio, el coste de consolidar la estructura ascendería a un millón de euros, una cuantía que, según apuntan, es asumible por el Ayuntamiento, si de verdad tiene interés en el proyecto. “Lo que no se puede es hacerse fotos con los impulsores de las iniciativas ciudadanas simplemente para quedar bien y luego lavarse las manos y no implicarse en llevarlas a cabo”, ha aseverado.

IU apuesta por un centro de la ciudad más humano, pensando menos en el turista y más en los vecinos, ideado menos para el vehículo y más para el peatón. “Queremos espacios libres, públicos y abiertos, donde no haga falta poner dinero sobre la mesa para disfrutar de ellos”, ha sentenciado González Rojas.

CCOO de Sevilla pide al Ayuntamiento que convoque la Comisión de Seguimiento del PGOU

Por su parte, el sindicato solicitó a finales de 2015 que el edificio fuera declarado ‘Lugar de Memoria Histórica’. Una solicitud que la Junta de Andalucía se encuentra tramitando. CCOO de Sevilla pide al Gobierno Municipal que no se tomen decisiones sin tener en cuenta a los agentes económicos y sociales, los partidos políticos y las organizaciones sociales para decidir el futuro de un edificio emblemático.

CCOO de Sevilla pide al Gobierno Municipal de Espadas que convoque a los agentes económicos y sociales, a los partidos políticos y a las organizaciones sociales para tomar una decisión con respecto al futuro de la antigua comisaría de la Gavidia con la mayor participación posible.

Dentro de los posibles usos o iniciativas para las que legítimamente la antigua comisaría de la Gavidia pueda ser utilizada, desde CCOO de Sevilla consideran que debería primar el interés social y los usos de carecer público al tratarse de un edificio emblemático y de un espacio de enorme valor al encontrarse en un punto de la ciudad que cuenta con ciertos déficits de equipamientos y servicios públicos.

Lugar de Memoria Histórica

Además del uso que se decida que preste la antigua comisaría de la Gavidia, CCOO de Sevilla sigue demandando que el edificio sea declarado ‘Lugar de Memoria Histórica’. Una solicitud que ya presentó formalmente a la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía en diciembre de 2015 y que actualmente se encuentra en proceso de tramitación.

En la petición de CCOO a la Junta de Andalucía se establece la importancia de la conservación de los calabozos de la comisaría, como paso previo a la creación de un centro de interpretación de la dictadura, para que contribuya de manera importante al conocimiento de lo que supuso para muchos sevillanos la conquista de los derechos democráticos y para que llegue a ser un lugar de aprendizaje democrático para las nuevas generaciones.

“La Jefatura Superior de Policía de la Gavidia, en sus dos primeras décadas, fue paralela al periodo de desarrollo del Tribunal de Orden Público, último tribunal de represión política que utilizó la Dictadura y que se mantuvo desde su creación en 1963 hasta 1977 en que fue suprimido por decreto-ley del Gobierno Suárez, de 4 de enero de 1977. Por los calabozos y oficinas de este edificio pasaron muchos sevillanos, que luchaban por el fin de la Dictadura y la libertad”, reivindica la formación sindical.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *