Urbanismo Pablo López-10

El Ayuntamiento de Sevilla ha impulsado una iniciativa de regulación de los elementos publicitarios en el centro histórico de Sevilla.

Con esta campaña se pretende revertir una situación de “caos y desorden” que presenta la ocupación del espacio público, según ha declarado Antonio Muñoz, el concejal y delegado de hábitat urbano, cultura y turismo .

Esta nueva iniciativa pretende cambiar la estética del casco antiguo entorno a los elementos publicitarios que tanto tiendas, bancos, compañías de seguros como hosteleros hacen un uso abusivo de ellos. Ha dejado de ser un “elemento aislado” para convertirse en algo común que se aprecia caminando por el centro de la ciudad.

Durante la rueda de prensa Muñoz ha mostrado ejemplos de establecimientos donde la fachada está llena de rótulos, “no le falta ni un centímetro por ocupar” ha apuntado el concejal y delegado. La medidas para acabar con la “vulgarización” según Muñoz, se van a tomar en las principales zonas de la ciudad, como en La Campana, Avenida de La Constitución, Puerta Jerez y San Fernando.

Con un total de 411 elementos publicitarios analizados, solo 92 podrían ser legalizables. Este término quiere decir que, en algunos casos, tal como está o con pequeñas rectificaciones podría ser “susceptible de licencia”, según ha declarado Amparo. Los 319 restantes presentan rótulos de dimensiones mayores a los permitidos, colores poco adecuados para un casco histórico, con carteles o lonas en medio de la vía pública o incluso pantallas LED que no están permitidas y no son legalizables. En palabras del delegado “están incumpliendo de la A a la Z” lo que establece la Ordenanza Municipal de Publicidad.

En principio las medidas son de sensibilización, acto seguido lo que se hará es “llamar la atención” de los distintos establecimientos para que legalicen sus rótulos en un plazo máximo de 6 meses tanto si hay que modificar como si hay que sustituir por completo. Esta fase previa se va a llevar a cabo “con reuniones en conjunto con las Asociaciones de comerciantes, hostelería, como con la asociación de publicistas de la ciudad para que actúen3 como cómplices” ha comentado Muñoz. En el caso de que no haya respuesta en el plazo las multas serían de 3.000 a 6.000 euros.

Preocupado por el paisaje urbano y por la conservación del patrimonio histórico, el delegado ha declarado que “no podemos mirar hacia otro lado respecto a esa vulgarización de las principales arterias de la ciudad”.

Respecto a la polémica con los veladores suscitadas desde hace unos días el delegado ha querido recordad que “las mil nuevas licencias dadas durante los últimos cuatro años ha ocasionado una tendencia desproporcionada en cuanto a la ocupación del espacio público” y añade que con esta medida se quiere acabar con la “privatización del espacio público” sin distinción entre establecimientos históricos o nuevos. Tanto con una medida como con la otra el delegado ha querido aclarar que “no se trata de ir en contra de los veladores ni contra la publicidad como reclamo sino ir contra los excesos que se están dando en zonas del casco antiguo”.

Al hilo de estas medidas también se ha anunciado que este domingo 23 de abril en horario de 11:00 a 13:00 la zona de las Setas y La Campana permanecerá cerrada al tráfico con motivo del día del libro. “Habrá una feria del libro y actuaciones para disfrutar en familia”, ha concluido Antonio Muñoz.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad