Colección Dior Plaza de España

Hoy, 4 de mayo, se celebra el Día Internacional de Star Wars. Esta emblemática saga que comenzó en 1977, y hoy continúa activa, es una de las más conocidas y que más fanáticos mueve, pasando este legado de generación en generación. Lo que empezó como un proyecto de George Lucas hace ya más de 45 años hoy en día es una de las mayores franquicias que se conocen, tanto dentro como fuera del mundo cinematográfico. El imperio que ha creado esta saga es imparable y sigue creciendo a día de hoy sin pasar de moda.

A lo largo de todos estos años, los rodajes de estas películas y series se han extendido por todo el mundo, poniendo en el mapa algunos destinos no tan conocidos y aumentando notablemente el turismo en ellos, ya que incluso en algunos de estos destinos aún quedan restos de los decorados del rodaje. Esta saga ha contribuido notablemente al turismo cinematográfico, dónde los turistas se desplazan hasta los destinos motivados por sus películas y series favoritas.

Sevilla fue protagonista en sus escenas, concretamente en La Plaza. Aunque solo es una secuencia de un par de minutos, la belleza de esta plaza conquistó a George Lucas. Sale en la quinta película de la saga principal y quizá no reconozcas La Plaza de España porque fue modificada en postproducción para ambientarla en Naboo, el planeta originario de Padmé.

Otros lugares para ver escenarios de Star Wars

Viajando hasta una película más actual, Rogue One el spin-off de la saga principal, algunas de sus escenas fueron grabadas en Las Islas Maldivas, un destino paradisiaco que dio vida al planeta Scarif, dónde se encuentran los planos de la Estrella de la Muerte. La zona elegida es el atolón Laamu, posee 82 islas en total aunque sólo doce de ellas están habitadas, un paraíso de playas, relajación y arena blanca ideal para pasar el verano o vivir una batalla galáctica.

Túnez es el lugar estrella de esta saga, en este país se han rodado varias de las películas en diferentes localizaciones. Una de las más famosas es Matmata, esta ciudad vista desde el aire parece un desierto con agujeros en el suelo, un planeta lejano como el mismísimo Marte. Sin embargo, el origen de esta peculiar arquitectura viene de los bereberes que, miles de años atrás, empezaron a excavar sus casas en la roca para aislarse del calor y del frío. En esta bonita y curiosa ciudad fue escenario el Hôtel Sidi Driss, que en la película sirvió para emular el interior de la Granja de los Lars. Hoy en día, este hotel sigue con la decoración de la película y recibe muchos turistas fans de la saga. Otro lugar de este destino dónde se rodó la famosa saga, pudiéndose ver restos del decorado, es la Isla de Djerba donde estuvo ubicada la cantina de Mos Eisley o Ksar de Hadada, donde se ubicaba la casa de Anakin Skywalker.