jose miguel algarín CES Tech 17

José Miguel Algarín es un físico e investigador de Los Palacios que desarrolla en Maryland el prototipo de un escáner portátil de resonancia magnética que ha sido presentado en la CES Tech 2017 en Las Vegas.

Entre tantos robots y coches futuristas en CES Tech 2017, la mayor feria de electrónica del mundo que se celebra estos días en Las Vegas (EEUU), se cuela José Miguel Algarín, un sevillano de Los Palacios, con un prototipo de escáner de resonancia magnética portátil que pretende revolucionar, por costes y dimensiones, este campo de la medicina frente a los tradicionales y gigantescos aparatos de resonancias.

Desde hace unos años desarrolla su carrera profesional en el Institute for Research in Electronics and Applied Physics de la Universidad de Maryland en un proyecto de nanoparticulas magnéticas para detección de señales neuronales así como para estimulación neuronal y neuromodulación en el que participa la empresa Weinberg Medical Physics LLC.

Mis compañeros y yo estamos en el CES Tech 2017 presentando un prototipo que permitirá que haya un dispositivo de resonancia magnética portátil que pueda estar presente en la consulta de cualquier doctor o incluso en cualquier clínica dental, sustituyendo las pruebas de rayos X que emplean radiación ionizante por radiación de radiofrecuencia”, explica de forma divulgativa el investigador.

jose miguel algarín CES Tech 2017

Desde que inició su carrera investigadora en la Universidad de Sevilla, donde además se doctoró con una calificación sobresaliente Cum Laude, ha asistido constantemente a congresos como consecuencia de su trabajo, pero es la primera vez que asiste a una convención de empresas lo que le ha permitido “explorar otra forma de dar a conocer su trabajo ahora en el entorno empresarial”.

El objetivo es distinto y el perfil de la gente con la que te relacionas es muy diferente. Aquí no abundan los investigadores con lo que establecer colaboraciones, sino más bien los agentes de marketing, potenciales inversores o distribuidores”, explica el palaciego y añade que “el mensaje que tienes que transmitir, la forma y el método, todo es distinto. El cómo has llegado a obtenerlo parece pasar a un segundo plano y cobra especial interés aquello que ofreces y que ventajas supone frente a otros competidores”.

Es duro pensar que en EEUU no me quieren dejar ir y en mi tierra no quieran dejarme entrar”

Emigró, obligado por la situación de precariedad que vive la investigación en España en general y en Andalucía en particular. En EEUU le dieron la oportunidad de desarrollar su carrera profesional. “Me fui de mi tierra para crecer profesionalmente. Sin embargo, es cierto que la escasez de oportunidades disipó cualquier duda sobre la posibilidad de quedarme. Me ofrecieron mi puesto en la Universidad de Maryland incluso antes de terminar mi tesis, un proyecto muy interesante, colaborando con una empresa lo que me permitiría explorar nuevas fronteras, un sueldo y facilidades que no puedo ni soñar en España”, lamenta Algarín.

Allá, a nueve horas de diferencias y algunos miles de kilómetros, en Las Vegas, rodeado de casinos y grandezas, Algarín analiza las diferencias entre los estadounidenses y los españoles. “A nivel profesional, por decirlo de alguna forma, se lo creen, solo hay que escucharlos, creen que son capaces de cualquier cosa y además se creen capaces de hacerlo mejor que cualquier otro. No digo que sean mejores ni lo creo, pero tienen una confianza en sí mismos que les impulsa a arriesgar donde otros no lo hacen”.

Sin embargo, el palaciego no pierde la esperanza, “me gustaría volver, quiero a mi tierra y es allí donde me gustaría aportar. Y es duro pensar que mientras en Estados Unidos no quieren dejarme ir, en mi tierra da la impresión de que no quieran dejarme entrar. Yo me fui por altura de miras, la altura de miras que parece que no hay en las instituciones de mi país”.

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente en Sevilla Actualidad y La Voz de Alcalá. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *