equipos-bomberos-lesbos

“Tiempo que no estemos allí, gente que muere en el agua”

La Asociación de Ayuda al Pueblo Sirio les hará llegar 5.000 kilos de ropa y 100 litros de leche que han sido donados por los andaluces.

La ONG a la que pertenecen los tres bomberos sevillanos detenidos en Lesbos hace dos semanas, PROEMAID -Professional Emergency Aid- ha enviado esta madrugada un vehículo cargado con material de rescate que servirá para mejorar sus condiciones de trabajo en la isla griega, atendiendo a la población refugiada que llega desde las costas turcas. El envío cuenta con un barco de cinco metros y medios de eslora, un todoterreno, ropa especializada y equipos de comunicación y localización, muchos de los cuales han sido cedidos por empresas e instituciones de Marbella.  

Los 5.000 kilos de ropa y los 100 litros leche infantil preparada recogida gracias a la solidaridad de los andaluces ha sido canalizada hacia la Asociación de Ayuda al Pueblo Sirio que se encargará de hacerla llegar a los diferentes campos de refugiados distribuidos por Europa. Proemaid desea expresar su agradecimiento a toda Andalucía por las muestras de solidaridad y de apoyo a su labor que está recibiendo.

El cargamento tardará tres días en llegar a Lesbos, donde un equipo de seis bomberos será remplazado el sábado por otro para continuar con el trabajo que venían desarrollando. Las condiciones de trabajo se han agravado drásticamente debido al mal tiempo y las bajas temperaturas existentes en la zona. “El número de ONG que trabaja allí también ha descendido, ya que ahora llegan menos embarcaciones porque las condiciones son durísimas, está nevando en la isla. Si no estás preparado es muy difícil soportar temperaturas de -2 grados por la noche y con fuerte viento”. La organización vaticina un incremento significativo del número de llegadas a  las costas cuando mejoren las condiciones climatológicas.

Los bomberos aseguran que el trato recibido por las autoridades griegas ha cambiado y que en estos momentos la coordinación es mucho mayor, hasta el punto de que se da la paradoja de que “los mismos que procedieron a la detención de nuestros compañeros, nos reclaman ahora continuamente para que los apoyemos en intervenciones complicadas”, afirman. No obstante, aún queda pendiente que los tres bomberos abonen 5.000 euros cada uno de depósito, como garantía de regreso ante un posible juicio por la detención de la que han sido víctimas, una cantidad de la que no disponen.

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente en Sevilla Actualidad y La Voz de Alcalá. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *