El Plan de Acción Integral contra la Trata, la Prostitución y otras formas de Explotación Sexual 2010-2015, fue aprobado ayer en el consistorio hispalense. Las medidas, según Monteseirín, serán impuestas «exclusivamente al prostituidor y al consumidor en los espacios públicos».

Sevilla Actualidad. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Sevilla aprobó ayer el ‘Plan de Acción Integral contra la Trata, la Prostitución y otras formas de Explotación Sexual 2010-2015’. Esta medida precede a la ordenanza municipal que, junto a este programa, intentará abolir la prostitución en la ciudad con la defensa de los Derechos Humanos de las «víctimas» de este fenómeno y la imposición de sanciones de entre 750 y 3.000 euros a los proxenetas y «consumidores».

Alfredo Sánchez Monteseírin, alcalde de Sevilla , la concejala de Mujer, María Dolores Rodríguez  y la concejala de Hacienda, Nieves Hernández, presentaron en el Ayuntamiento este programa, donde en intendente comenzó recordando que la prostitución no es ilegal en el ordenamiento jurídico español, pero sí el «lucro» a través de la prostitución ajena y especialmente con la participación de menores.

Sánchez Monteseirín destacó el «enfoque abolicionista» de este plan dedicado a erradicar «la forma de esclavitud más antigua del mundo», porque las mujeres y menores que ejercen la prostitución se han convertido en «las esclavas del siglo XXI» y este negocio «reduce a la mujer a un mero objeto de mercancía.

Sin criminalizar a las prostitutas

El plan, según dijo el alcalde, «en ningún caso criminaliza a las mujeres que ejercen la prostitución, sino que se orienta a la defensa de sus Derechos Humanos, la propuesta de alternativas para cambiar su modus vivendi”. Por eso aclaró que las sanciones serán sólo para el proxeneta y para el consumidor en los espacios públicos.

Con respecto a los establecimientos relacionados con las formas de prostitución, el primer edil afirmó que “se promoverán medidas con la posible revocación de sus licencias y se actuará contra las formas de publicidad”. Sánchez Monteseirín criticó duramente a los medios, en los que se recogen anuncios por palabras vinculados a este negocio. 

El presupuesto destinado en 2010, según explicó Nieves Hernández, contemplará una partida de 500.000 euros para poner en marcha este plan. La concejala de Hacienda insistió en que la ordenanza está «a punto de salir a la luz», si bien destacó su complejidad y su carácter «poliédrico» al implicar a un gran número de delegaciones del Ayuntamiento. Igualmente, reconoció que en base a este plan, se deben «implementar» algunas «ayudas» para las mujeres que «quieran abandonar el círculo vicioso» de la prostitución y cuyas circunstancias obliguen a activar prestaciones sociales.

Victoria Olías, directora del área de Mujer del Consistorio, explicó la necesidad de aprobar la ordenanza, que contemplará expresamente las sanciones a imponer. En cuanto a este aspecto concreto, consideró que la máxima pena sería aplicada, en el caso de los clientes, a quienes «soliciten» estos servicios en la vía pública y cerca de menores de edad.

En lo que a los prostíbulos se refiere, señaló que dentro de las «competencias» del Ayuntamiento es posible combatir su funcionamiento a través de inspecciones que determinen qué locales desempeñan su actividad conforme a la naturaleza de la licencia de apertura concedida por el Consistorio. Así, relató que el Ayuntamiento ha detectado como negocios que funcionan con licencias de sala de fiesta albergan en su interior habitaciones especialmente preparadas para el negocio de la prostitución.

Plan de Acción Integral para Promover la Erradicación de la Trata, la Prostitución y Otras Formas de Explotación Sexual

Las medidas llevadas a cabo por el Ayuntamiento de Sevilla, están inspiradas en el ‘Plan Integral de Lucha contra la Trata con fines de Explotación Sexual’, aprobado recientemente por el Gobierno de España. Además, tras un estudio realizado en 2007 por la ‘Unidad de Violencia de la Delegación de la Mujer’  de la capital hispalense, se llegaron a las conclusiones, en primer lugar, que la prostitución se encuentra asociada a la pobreza,  a situaciones de precariedad, y, en los últimos años, a  la trata de mujeres con fines de explotación sexual; en segundo lugar, que causa daños psicológicos, vulnerabilidad, exclusión social y, con frecuencia, daños físicos en quienes la padecen.

El Ayuntamiento de Sevilla, junto con la Delegación de la Mujer, pone en marcha este plan para entrar en todas aquellas áreas que transversalmente son responsables de erradicar la violencia de género.

Dentro del plan, hay varios términos que van incluidos y que tienen significado distinto. En primer lugar, las medidas van en contra de la trata, es decir, “actividad delictiva de tipo amplio que comprende cuestiones tan diversas como la extracción de órganos para su venta, la explotación laboral a través de la servidumbre o la explotación sexual”. Las medidas que impone el Consistorio a este respecto, son sólo con las denotaciones de explotación sexual y no a otras posibles manifestaciones de la palabra.

La definición de prostitución es compleja. La RAE la define como “actividad a la que se dedica quien mantiene relaciones sexuales con otras personas, a cambio de dinero”, por lo que no hace distinción de género. En este sentido conviene resaltar que en este plan la prostitución es una manifestación de la estructura de subordinación de las mujeres.

También se castigarán a los consumidores de otras formas de explotación sexual, algunas de las cuales afectan especialmente a las menores, que por lo demás también son objeto en múltiples ocasiones de trata para la prostitución, así, la pornografía o el matrimonio forzado, incluida la llamada pornografía infantil o el matrimonio infantil, la corrupción de menores, las actividades eróticas remuneradas, los espectáculos sexuales.

Informes de la ONU dicen que más de cuatro millones de mujeres en todo el mundo son vendidas anualmente con tres fines: prostitución, esclavitud o matrimonio. Además, cada año, 1,2 millones de niños en todo el mundo son víctimas de la trata de seres humanos.

En la ciudad de Sevilla, como en el resto de las ciudades españolas y debido a la clandestinidad de esta situación, se desconoce el número exacto de mujeres y menores en situación de prostitución así como el porcentaje de las mismas que han sido víctimas de trata.

Los datos ofrecidos en los informes de la Unidad de la Guardia Civil sobre Trata en Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual  son en este sentido poco indicativos de la realidad que se vive en las ciudades.

www.sevillaactualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *