Las víctimas eran en su mayoría personas de avanzada edad a quienes llegaban a golpear y tirar al suelo para robarles joyas y teléfonos móviles.

La Policía Nacional ha culminado con éxito una operación contra los robos con violencia e intimidación en Sevilla que se ha saldado con la detención de cuatro personas – todos con antecedentes policiales previos pero sin conexión directa entre ellos – y el esclarecimiento de, hasta el momento, 35 de estos delitos violentos.

Los delincuentes empleaban el procedimiento delictivo del ‘tirón’ para asaltar a sus víctimas – en su mayoría personas de avanzada edad – a las que no dudaban en golpear y arrojar al suelo para robarles sus efectos personales como joyas y teléfonos móviles.

Víctimas especialmente vulnerables: mujeres de avanzada edad

 La denuncias interpuestas por personas que fueron víctimas de robos cometidos en la zona de Sevilla Este y Torreblanca dieron lugar a la puesta en marcha de un operativo policial para erradicar la comisión de estos delitos violentos y detener a los autores de los mismos.

Durante la primera fase de la investigación basada en el análisis de cada uno de los robos cometidos, los agentes concluyeron que pese a que el modus operandi era común a todos ellos – empleaban el procedimiento delictivo conocido como ‘tirón’ – los autores, a tenor de los datos aportados por las víctimas, no eran los mismos y podían incluso no tener relación alguna entre sí.

Los delincuentes – que actuaban en una zona geográfica ubicada en el distrito de Sevilla-Este y Torreblanca – elegían a sus víctimas entre mujeres de avanzada edad a quienes no dudaban en golpear y zarandear hasta tirarlas al suelo con la intención de robarles sus pertenencias, en su mayoría cadenas y pulseras de oro y teléfonos móviles.

De esta forma, se puso en marcha un dispositivo policial para identificar, localizar y detener a los presuntos autores de estos robos que habían llegado a cometer entre todos, y de manera independiente, hasta un total de 35 robos con violencia e intimidación en tan sólo semanas.

Los agentes consiguieron identificar a cuatro personas como las autoras de estos delitos violentos, todos ellos delincuentes habituales que contaban con antecedentes policiales previos y que cometían los robos con la intención de canjear los efectos sustraídos por sustancias estupefacientes.

Dado que ninguno de los delincuentes tenían conexión entre sí, las detenciones se fueron produciendo de manera escalonada durante los meses de septiembre – se detuvo a tres de los implicados en los robos – y octubre cuando se detuvo al último de los tironeros que igualmente estaba implicado en el atraco a dos farmacias de la zona en los que llegó a utilizar un arma de fuego.  

Tras la puesta a disposición judicial de estas cuatro personas detenidas quienes ya contaban con antecedentes policiales previos, el Juez decretó el ingreso en prisión de todos ellos mientras que la investigación aún continúa abierta con el fin de concretar la existencia de nuevas víctimas.

 

 

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad