Se ubican en Cross Pirotecnia, Sevilla Este, Pino Montano y Nuevo Amate. Se procederá a un proceso de regularización de los inquilinos con facilidades de pago y basado en criterios objetivos y justos.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha detallado el parque público de viviendas municipales y anunciado las medidas del Ayuntamiento para dar uso a las ahora deshabitadas, mantener la política de no desahucios e iniciar un proceso justo de regularización de los inquilinos y sus diversas casuísticas, y todo ello dentro de un ambicioso Plan de Función Social de la Vivienda de Emvisesa.

En un ejercicio de transparencia que Espadas ha recalcado que echó en falta durante todo el mandato anterior, el regidor ha difundido el inventario de viviendas propiedad de Emvisesa, con las cifras “reales”, tanto las que están concebidas para alquilar como para ponerlas a la venta.

En concreto, el parque de viviendas propiedad de Emvisesa en régimen de alquiler asciende a 2.440 viviendas. De éstas, 2.255 muestran una ocupación efectiva con contratos de arrendamiento vigentes.

Dentro de las viviendas disponibles (185) en alquiler de Emvisesa, habría que añadir 131 viviendas disponibles en venta situadas principalmente en Polígono Aeropuerto y Pino Montano. Conocidos los números, Espadas ha detallado el Plan de Función Social de la Vivienda de Emvisesa para que aquellas que no están ocupadas no se queden, como hasta ahora, “en el limbo”. “Aquí no habrá ni trampa, ni cartón ni ocultación”, ha comentado.

Por lo pronto, para el citado paquete de 91 viviendas en alquiler vacantes se arbitrarán, tal y como establece la legislación, tres convocatorias para ser adjudicadas entre las aproximadamente 1.500 personas demandantes de empleo que están inscritas para participar en ellas. Para las 131 viviendas disponibles para su venta, esta misma semana se ha emprendido un envío masivo de cartas a quienes, en su día, se interesaron por ellas e incluso las reservaron pero por diversos motivos, fundamentalmente económicos, no formalizaron los contratos. Se contactará, pues, con ellos –“es un último llamamiento”, ha explicado Espadas– para determinar si siguen interesados, y una vez culminado el proceso se analizará si estas viviendas entran en el circuito de alquiler y no de venta.

Con respecto al resto de las viviendas, el alcalde ha detallado cuáles han sido las actuaciones sociales realizadas y el porqué quedarán en reserva. En efecto, en estos tres meses se ha completado el realojo en pisos de Emvisesa, a través del Protocolo Antidesahucios diseñado en el actual mandato –“y que se está ejecutando desde su primer día”, ha aclarado–, de 24 familias debido a su necesidad urgente y previos informes de los Servicios de Intervención Social, encargados de evaluar esa situación de necesidad y de urgencia; asimismo, se destinarán 19 viviendas en alquiler disponibles para los casos de emergencia social; se habilitará, asimismo, una bolsa de reserva de 17 viviendas que actualmente están en trámite de adjudicación si al final quedan disponibles, de forma que existan garantías de alojamiento temporal con criterios sociales; se impulsará un plan de recuperación de 21 viviendas en régimen de alquiler que requieren obras de reforma para su puesta en uso de forma definitiva (las primeras 14 se enmarcarán dentro de las actuaciones del Plan de Empleo municipal también anunciado en el día de hoy); y, además, se incrementará la reserva destinada a mujeres víctimas de la violencia de género.

La última de las medidas de este Plan de la Función Social de la Vivienda de Emvisesa atañe a la regularización del parque de alquiler. En este campo, el regidor hispalense ha reiterado que se mantendrán suspendidos los procedimientos judiciales de desahucios por falta de pago instados por Emvisesa en pisos de su propiedad, así como la paralización de todas las acciones judiciales emprendidas por los impagos de rentas cuando sean alegados por razones económicas.

Dentro del proceso de regularización, se establecerá un protocolo social para aquellas familias sin recursos suficientes para afrontar el abono de las rentas de alquiler, con un programa de ayudas para las deudas que se arrastren y la revisión periódica del importe del arrendamiento, siempre con la evaluación previa de los técnicos de los Servicios Sociales. Para las familias cuyos ingresos económicos superen los criterios establecidos, se les ofertará el aplazamiento y fraccionamiento de deudas acumuladas, y en caso de declinar, se les exigirá que paguen porque ese dinero hay que utilizarlo con fines sociales por parte de la propia Emvisesa. Todas las facilidades del mundo pero, eso sí, “siendo justos y objetivos”.

Por último, Espadas ha indicado su intención de abrir un proceso de consulta para modificar el reglamento de adjudicación de viviendas protegidas, planteamiento que tratará con el Defensor del Pueblo y elevará ante la Junta de Andalucía.

El alcalde, asimismo, ha realizado un llamamiento a los partidos para trabajar en la misma dirección y no hacer política con las situaciones urgentes. “Lo que importa son las personas y las situaciones de emergencia social, darles soluciones”, ha concluido.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *