cirugía virgen del rocío

El avance de la cirugía mínimamente invasiva, nuevas técnicas de anestesia y la confianza del usuario en la seguridad de los circuitos asistenciales sin ingreso han posibilitado este auge.

Los especialistas de los Hospitales Universitarios Virgen Macarena y Virgen del Rocío (HUVM-VR) realizan más de 48.328 intervenciones sin ingreso al año, una cifra que supone que más de la mitad de las cirugías que se efectúan concluyen con el alta del paciente en menos de 24 horas. En concreto, representan alrededor del 66% de las 72.499 operaciones programadas y urgentes que se efectuaron en los quirófanos el año pasado.

La eliminación de cataratas, la práctica de cateterismos cardiacos que solucionan arritmias, la realización de artroscopias frente a problemas articulares, la corrección de hallux valgus (juanetes), o la extirpación de nevus (lunares), hernias de la pared abdominal, hemorroides, bocios, vasectomías, colelitiasis (piedras en la vesícula) son algunas de las intervenciones ambulatorias en las que los profesionales dan de alta al paciente en el mismo día.

Este incremento ha sido más notable en el campo de la Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA), que permite tratar problemas de mayor complejidad que la cirugía menor. Así por ejemplo, si apenas se superaban las 8.500 intervenciones de este tipo en el año 2.001 en el Hospital Virgen del Rocío, sus profesionales realizaron cerca de 15.000 el año pasado. En cuanto al Hospital Virgen Macarena este alcanzo las 6.749 intervenciones, viéndose incrementada a cerca de 13.000 en el 2.014.

Los avances en las técnicas anestésicas, el desarrollo de la cirugía de mínima invasión y el cambio del modelo de gestión clínica han contribuido también al auge de las operaciones ambulatorias. La creciente confianza que los usuarios han manifestado sobre la seguridad y la eficacia los circuitos asistenciales sin ingreso ha sido también determinante. Así, si hace 15 años los pacientes se mostraban reticentes a volver rápido a casa y las intervenciones menores requerían de uno o varios días de hospitalización, en la actualidad demuestran una gran satisfacción al poder recibir el alta en menos de 24 horas desde su llegada al centro.

Por ello, los HUVM-VR han podido consolidar su protocolo de Cirugía Mayor Ambulatoria que incluye una llamada de los profesionales al domicilio del paciente al día siguiente del alta. Este ‘pase de visita telefónico’ permite preguntar por su estado de salud y vigilar el postoperatorio, con el apoyo del personal de Atención Primaria.

Intervenciones más complejas

Los HUVM-VR han podido constatar, además, que en la misma década ha aumentado el índice que mide la complejidad de la cirugía mayor ambulatoria a la vez que se ha reducido la estancia media, es decir, que ha existido un mayor grado de optimización de los recursos.

En cifras, los HUVM-VR anotaron en el año 2001 una estancia media de 8,84 días en el Hospital Virgen del Rocío y de 8,46 en el Hospital Virgen Macarena. En 2014, en cambio, la cifra ha descendido a 6,38 días y 6,57 días respectivamente.

El hospital, por tanto, ha optimizado el índice de ocupación porque la disminución de las estancias medias a lo largo de los últimos 15 años ha permitido reutilizar los espacios del hospital para la incorporación de otros dispositivos asistenciales, tales como el Hospital Día Médico y el Hospital Día Quirúrgico, Unidad de Cuidados Paliativos, Unidad de Estancias Cortas y salas de espera. Esto redunda, además, en una mejora del confort para los pacientes, ya que se ha conseguido individualizar espacios en zonas especialmente sensibles (unidades oncológicas o de cuidados paliativos, por ejemplo).

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad