cajasol laraña espadas

La Fundación Cajasol ha decidido renunciar definitivamente a la explotación que desde 1995 venía haciendo de estas instalaciones.

Espadas ha reclamado que se garantice la programación de la Sala Joaquín Turina afectada por la renuncia de la Fundación Cajasol y propone diseñar un “gran proyecto cultural” de la mano de entidades y asociaciones musicales y culturales.

El portavoz socialista, Juan Espadas, y el concejal Antonio Muñoz han mantenido una nueva reunión con asociaciones y entidades musicales que están afectadas por la renuncia a partir del 14 de noviembre de la Fundación Cajasol a la sala Joaquín Turina de la calle Laraña y que reclaman un proyecto de gestión cultural impulsado desde el Ayuntamiento para “poner en valor y aprovechar la oportunidad”.

“Hace casi un mes presentamos una moción al Pleno para que se diseñara un proyecto cultural de acuerdo con entidades y asociaciones para el uso de este espacio cultural. El gobierno del PP se negó a debatirlo. Ahora, se deben tomar medidas urgentes: a corto plazo hay que garantizar que se mantenga la programación ya contratada a partir del 14 de noviembre y a medio plazo hay que diseñar un proyecto cultural con la participación de estas entidades y asociaciones. Y ese es mi compromiso a partir de 2015”, ha explicado el portavoz socialista.

El socialista se ha reunido con nueve asociaciones y entidades musicales, grupos de música y festivales afectados por la renuncia de la Fundación Cajasol a mantener la sala Joaquín Turina de la calle Laraña a partir del 14 de noviembre y que proponen un proyecto cultural de futuro para este espacio de propiedad municipal.

Para ello, en primer lugar, el portavoz socialista ha mostrado su preocupación por todas las actividades programadas e incluso con entradas vendidas que se ven afectadas por el anuncio de que la Fundación Cajasol dejará de hacerse responsable de la sala a partir del próximo 14 de noviembre tal y como figura en el acuerdo del que ha tomado conocimiento hoy el Consejo de la Gerencia de Urbanismo.

“Lo primero, y prioritario es que se tomen las medidas necesarias para garantizar la continuidad de todos los conciertos y actividades programadas. Y es el Ayuntamiento como propietario de este espacio quien debe hacerse responsable para evitar que esta sala acabe convirtiéndose en un patrimonio cultural muerto de la ciudad”, ha explicado Juan Espadas.

Espadas ha propuesto el impulso de un gran proyecto cultural “de abajo arriba” de acuerdo con todas las asociaciones y grupos musicales, así como otros promotores culturales, que dé una programación estable y atractiva a la sala Joaquín Turina. “Es un espacio privilegiado de la ciudad y debe conservarse como equipamiento municipal público, con un modelo de colaboración con entidades y asociaciones y que permita también la búsqueda de patrocinios que garanticen la financiación”, explicó el portavoz socialista quien garantizó su compromiso con el mantenimiento del uso cultural y del carácter público de esta sala.

En este sentido, el portavoz socialista ha valorado muy positivamente la propuesta de trabajo presentada por las Juventudes Musicales, la Orquesta Bética, la Zahir Ensemble, el Festival Internacional de Música de Cámara, Arcadiantigua, Academia del Piacere, la Orquesta Bárroca de Sevilla y el Festival de Guitarra de Sevilla y reclamó al gobierno de Zoido que escuche a estas entidades y trabaje con ellas.

IU preguntará en Pleno por el futuro de la sala

El portavoz municipal de Izquierda Unida, José Manuel García, ha apostado también por abrir a los colectivos de base culturales y artísticos de Sevilla la futura gestión del centro Laraña. Para García, el Gobierno de Zoido tiene ante sí una “oportunidad de oro” para volver a mirar a un sector al que ha maltratado durante este mandato por la vía de los recortes y la retirada de ayudas a festivales y espacios escénicos de la ciudad. “Y ello a pesar de que en su programa electoral el actual alcalde se comprometió a apoyar a los artistas y creadores sevillanos”, ha recordado.

A juicio del portavoz de IU, “es hora de recuperar la interlocución que nunca debió perderse con los autónomos, cooperativas y pequeños empresarios de la cultura”. En este sentido, la federación de izquierdas considera que, tras la salida de Cajasol del centro Laraña, el Ayuntamiento hispalense está obligado a buscar la fórmula más adecuada para que este edificio no sólo no permanezca cerrado, sino que sea “utilizado y dinamizado por la diversidad de colectivos de base culturales que hay en la ciudad y que actualmente carecen de espacio alguno para desarrollar sus actividades”.

Así las cosas, García ha anunciado que su grupo político preguntará al Gobierno de Zoido en el Pleno municipal de este viernes por los usos y planes que baraja para este equipamiento público, una vez producida la devolución por parte de la caja de ahorros, “porque nos preocupa mucho lo que pueda pasar con este centro a la vista de los antecedentes y de la política cultural del PP”.

En sintonía con esta inquietud, el portavoz municipal de IU prevé también celebrar a principios de la próxima semana una reunión con colectivos y profesionales ligados al mundo de la cultura y de las artes escénicas al objeto de escuchar sus propuestas y de perfilar con ellos iniciativas de futuro y alternativas para reactivar el antiguo Teatro Álvarez Quintero, tras la marcha de Cajasol.

“De lo que se trata es de aprovechar lo que tenemos”, ha remarcado García, quien espera que el Gobierno de Zoido “no deje morir” estas instalaciones. En su opinión, “no se entendería que el Ayuntamiento se empeñe en apostar por la construcción de nuevos auditorios y espacios escénicos en la ciudad, vinculados por cierto a proyectos especulativos, mientras no pone en valor y al servicio de la ciudadanía un equipamiento cultural tan potente y con tantas posibilidades como el de Laraña”.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *