El agente venía de Dos Hermanas en su coche particular acompañado de su mujer y su hija pequeña cuando estuvo a punto de colisionar con el detenido, por lo que dio aviso a sus compañeros y lo siguió hasta Sevilla.

Un agente de la Policía Local de Sevilla fuera de servicio ha detenido a un conductor ebrio, que triplicaba la tasa de alcohol permitida, al que siguió desde la N-IV por su actitud temeraria al volante.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 21:20 horas del pasado sábado, cuando el policía circulaba con su coche particular y en compañía de su mujer y su hija por la N-IV procedente de Dos Hermanas y observó una actitud extraña en dicho conductor, que dio un fuerte volantazo y estuvo a punto de colisionar con él.

El individuo iba haciendo ‘zig-zag’ de un lado a otro de la autovía, ocasionando un grave riesgo para la circulación, ya que el resto de conductores se veían obligados a esquivarlo. Ante tal situación, el agente dio aviso al centro de transmisiones de la Policía Local y se mantuvo a una distancia prudencial, haciendo señales al resto de conductores del peligro para evitar un accidente. Al entrar en el casco urbano, el conductor continuó con una actitud temeraria, hasta el punto de saltarse un semáforo en rojo.

Varios patrulleros acudieron a la llamada del agente y en la vía auxiliar de la Avenida de la Paz fue interceptado el conductor, que presentaba síntomas evidentes de estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Fue trasladado a dependencias policiales, donde se le practicó la prueba de alcoholemia, en la que arrojó una tasa de 0,87 mg/l, el triple de lo permitido.

Al detenido, identificado como J.M.C.R., de 37 años, se le han instruido diligencias por un delito contra la seguridad vial, por conducción temeraria y bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *