La Comisión de Patrimonio ha informado de la incoación del procedimiento para la inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como Bien de Interés Cultural, categoría Mueble, de la obra de Bartolomé Esteban Murillo denominada Santa Catalina de Alejandría, ubicada en Sevilla y propiedad de Abengoa, para continuar con la tramitación de dicho expediente.

Esta pintura fue ejecutada hacia 1652-1657 para su exposición en la iglesia parroquial de Santa Catalina de Sevilla, de donde fue expoliada en el año 1810 durante la invasión napoleónica. La importancia y singularidad de esta pintura en el conjunto de la obra Murillo, sumado a las circunstancias históricas expuestas, le confieren un doble valor: por una parte es un ejemplo de la notable calidad estética y formal propias del pintor, y, por otro lado, son destacables los valores patrimoniales que concita la devolución de una obra maestra expoliada, recuperada y restituida a la ciudad donde fue pintada y expuesta; valores que se consideran notables y suficientes para justificar su protección legal.

La declaración como BIC del cuadro Santa Catalina de Murillo obliga a los titulares de derechos y simples poseedores del bien a velar por su conservación, mantenerlo y custodiarlo de manera que se garantice la salvaguarda de sus valores. Asimismo, deberán permitir su inspección por las personas y órganos competentes de la Junta de Andalucía, así como su estudio por las personas investigadoras acreditadas por la misma. Y también hace saber que no podrá someterse a tratamiento alguno sin autorización expresa de la Consejería competente en materia de patrimonio histórico. Asimismo, tienen el deber, antes de efectuar cualquier cambio de ubicación de dicho bien, de notificarlo a dicha Consejería.

La obra fue declarada inexportable por Orden Ministerial de 9 de septiembre de 2020, emitida a instancias de la Dirección General de Bellas Artes, previo informe de la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico Español.

Venta de los Murillo de Abengoa

Abengoa puso a la venta dos Murillos valorados en más de 6 millones de euros para saltar parte de su deuda. La multinacional con sede en Sevilla tiene una deuda de más de 6000 millones de euros y es por ello que, dada la situación de concurso de acreedores de la empresa, estos cuadros han salido a la venta.

Los Murillos, que están expuestos en la pinacoteca Fundación Focus-Abengoa, son una Santa Catalina cuyo valor se roza el millón de euros, y la otra, un San Pedro Penitente, adquirido por Abengoa en el 2014 por seis millones de euros.

El Ayuntamiento de Sevilla se unió a la petición de la asociación ‘Los Murillo no se mueven’, para que las dos obras que pertenecen a Abengoa no salgan de la capital hispalense. Este procedimiento era esencial para que las obras no pudieran salir, al menos, de España.

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, calificó de «buena noticia» la decisión de la Junta de declarar uno de estos cuadros como BIC y declaró que «la ciudad ya sufrió, en su momento, un expolio enorme de lienzos de Murillo y otras obras pictóricas, por lo que, al margen de esa declaración como BIC, voy a la mayor: evitar que salgan de aquí»

Miguel Salvatierra

Miguel Salvatierra

Periodista 'todoterreno'. Enamorado del balompié y de sus variantes. Apasionado por conocer. 'El fútbol es la cosa más importante de las menos importantes'. Arrigo Sacchi.