encierro3

La Corrala Utopía tiene fecha de desalojo. La titular del Juzgado de Instrucción número tres de Sevilla ha decretado finalmente el “desalojo forzojo” de las viviendas. Los ocupantes recurrirán el auto.

La juez ha puesto fecha final a la ocupación de las viviendas de renta libre correspondientes a los números 2, 4 y 6 de la avenida de las Juventudes Musicales, propiedad de ‘Ibercaja’ y habitadas desde hace ya 21 meses por un colectivo de familias que carece de relación contractual alguna con estos pisos. La juez ha ordenado el “cumplimiento inmediato” de esta medida, avisando de que si en un plazo de 15 días no se hace efectiva esta decisión, serán las fuerzas de seguridad del Estado las encargadas de materializarla.

El Juzgado de Instrucción nº 3 de Sevilla notificó el viernes 31 de enero el auto de desalojo de la Corrala Utopía, por el que las familias tienen un plazo de 15 días para abandonar voluntariamente el edificio. Ese plazo acaba el sábado 15 de febrero. A partir de ese día, la policía puede presentarse en cualquier momento para desalojar el edificio.

Las viviendas en cuestión fueron ocupadas en mayo de 2012 por estas familias alegando su difícil situación socioeconómica y la necesidad de contar con un techo y el conflicto, a lo largo de todos estos meses, ha contado con una vertiente sociopolítica, pues el asunto ha sido debatido en los plenos del Ayuntamiento y la Diputación de Sevilla con diversas movilizaciones y hasta un festival de rock, y un plano judicial derivado de la denuncia promovida por la titularidad de las viviendas a cuenta de la usurpación de las mismas.

Las familias en cuestión esgrimen que su reivindicación no es otra que contar con alquileres sociales para habitar estas viviendas a cambio de cuotas ajustadas a su situación socioeconómica, mientras ‘Ibercaja’ ha puesto sobre la mesa su programa de respaldo al alquiler de viviendas ‘Llaves solidarias”, incluido en su obra social para facilitar el acceso a la vivienda de alquiler a familias con dificultades para acceder a este mercado.

El Grupo 17 de Marzo, que lleva la defensa legal de las familias, recurrirá este auto de desalojo ante la Audiencia Provincial de Sevilla, solicitando que se suspenda mientras se resuelve, “porque entendemos que si se ejecuta y la Audiencia decide posteriormente que el auto no se ajusta a derecho se va a producir un perjuicio de imposible reparación”.

En el recurso se alega que ni el Ministerio Fiscal ni la propiedad han motivado suficientemente el por qué de la urgencia de una medida cautelar, sin siquiera celebrarse juicio y estando aún en fase de instrucción. Su única justificación es la de “restaurar el orden jurídico perturbado”, sin entrar a valorar que después de año y medio, las familias han hecho de ese inmueble abandonado desde hace años su hogar, y que allí viven personas con enfermedades graves y muchos menores de edad.

“El Tribunal Europeo de Derechos Humanos es muy claro en este aspecto, las audiencias provinciales de otros territorios como Barcelona o Madrid, también lo son”, ha defendido el Grupo 17 de Marzo: “consideran que en primer lugar tiene que estar muy motivado el por qué tiene que producirse un desalojo cautelar, porque la vida de las personas está por encima de cualquier bien jurídico, en este caso, la propiedad”.

Asimismo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos afirma que “para que se produzca un desalojo de este tipo, se requiere que las administraciones públicas tengan una alternativa para las familias”, es decir, que “si no hay alternativa el tribunal considera que estos desalojos son ilegales y no deben producirse”.

Según ha señalado el Grupo 17 de Marzo, “entendemos que ahora la pelota está en el tejado de las administraciones públicas y en concreto de la Junta de Andalucía, que deberá ofrecer a estas familias una alternativa de vivienda para que puedan desarrollarse como personas”. En el mismo sentido se han expresado vecinas de la Corrala en la rueda de prensa. Hasta el momento, y en la recta final de la Corrala Utopía, la Consejería de Vivienda y Fomento no ha puesto alternativa alguna sobre la mesa, a pesar de haberse comprometido públicamente en ofrecer alternativas habitacionales a las familias. Manoli, vecina de la Utopía, ha señalado que “ya es hora de que la Junta de Andalucía se moje y nos dé una solución”.

“Hay personas mayores, enfermos y niños”, han manifestado las mujeres del colectivo de familias, quienes creen que “puede haber hasta muertos” si finalmente las viviendas son desalojadas por la fuerza, pues su idea es “resistir” en el interior del edificio hasta ser expulsadas por los efectivos policiales. Toñi, la mujer que recientemente se declaraba en huelga de hambre, ha manifestado de su lado que continuará “hasta las últimas consecuencias” con su abstención alimenticia.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad