Estadio de La Cartuja

La celebración de la final de la Copa del Rey en Sevilla dejará unos 45 millones de euros en la ciudad, según las estimaciones que ha comunicado el propio alcalde, Antonio Muñoz. La ocupación hotelera se sitúa en un 80%, aunque sobre esta última cifra se ha mostrado cauteloso porque podría verse modificada en las últimas horas. Antonio Muñoz califica estas cifras de «buena noticia».

Una gran cantidad de aficionados del Valencia Club de Fútbol, rival del Real Betis Balompié en la final de la Copa del Rey 2022 que se jugará en Sevilla, se han desplazado o lo harán en los próximos días a la ciudad sevillana, incluso seguidores que no tienen entradas para acceder al partido. Esto se debe a que el equipo ché contará con una fan zone en la ciudad.

El delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera, ha explicado que el plan de seguridad con motivo de este evento deportivo ya está en marcha y todo está calculado. Igual en materia de movilidad y aparcamientos, entro otros. Estos planes abarcarán la zona de La Cartuja, que es donde se disputará el encuentro, sino que también llegará al estadio Benito Villamarín, donde los aficionados verdiblancos podrán disfrutar del encuentro en una pantalla gigante.

También, Cabrera ha especificado que se trabaja en un plan para que los ruidos y la muchedumbre de los aficionados no molesten a los vecinos de las zonas aledañas del estadio del equipo verdiblanco, quienes están hartos de protestar por la situación que viven cada vez que el Betis juega de local.