antonio muñon

El portavoz adjunto del PSOE critica que en dos meses sólo se ha concedido a una familia de las más de 2.000 que residen en viviendas municipales.

 El portavoz adjunto del PSOE, Antonio Muñoz, ha advertido de los grandes “problemas de gestión y coordinación” que se vuelven a producir en las políticas de vivienda y que han provocado que en dos meses sólo se haya aceptado una rebaja de alquiler en una vivienda de Emvisesa y que haya casi más de 160 solicitudes pendientes. Según ha informado el PSOE en una nota, el acuerdo aprobado por la comisión ejecutiva de Emvisesa el 3 de octubre y anunciado por Zoido “llegó tarde, después de meses de demandas y de negarlo en repetidas ocasiones, y además era insuficiente. Los requisitos dejaban a demasiadas familias con necesidades fuera y no se estableció un proceso adecuado para la atención de las demandas. Hay decenas de casos urgentes que no pueden pasar meses esperando una respuesta porque no haya coordinación entre Servicios Sociales y Emvisesa o porque la empresa de vivienda sea incapaz de cumplir el acuerdo del Pleno del 30 de octubre para crear una unidad específica destinada a atender a las demandas de familias que necesitan una vivienda social o que no pueden asumir las cuotas de su vivienda pública”, resumió el portavoz adjunto.

En el pasado Pleno el Grupo Socialista registró una pregunta oral para que se aclarara cuántas personas habían resultado beneficiarias del acuerdo de la comisión ejecutiva de Emvisesa por el cual las familias sin recursos pagarían sólo 25 euros y aquellas con ingresos inferiores a 1,5 veces el IPREM pagarían un máximo del 30% de sus rentas. Según la contestación sólo se ha resuelto un caso en dos meses de las más de 160 familias que han presentado solicitudes. “Nos estaban comunicando familias inquilinas de Emvisesa que el anunciado acuerdo de rebaja de los alquileres no estaba funcionando, que se estaban ralentizando y rechazando las solicitudes. Y esta respuesta viene a confirmar lo que dijimos desde el principio: que además de llegar tarde, no estaba bien planteado”.

El portavoz adjunto, además, subrayó otros dos problemas más en materia de vivienda que quedan reflejados en la respuesta de la Delegación de Urbanismo. Por un lado, que cuando se va a cumplir casi un año del acuerdo del Consejo de la Gerencia por el que se aprobó traspasar todo el parque social de viviendas a Emvisesa, esto aún no se ha producido por problemas de coordinación del gobierno de Zoido. “Si no se iba a llevar a cabo, ¿para qué se aprobó? Mientras, se están produciendo problemas en la gestión de los alquileres sociales ya que sigue habiendo viviendas vacías y todos los acuerdos que se realizan los ejecuta de forma provisional y transitoria la Gerencia de Urbanismo que ya no tiene intención de gestionar este parque ya que hace casi un año, en febrero de 2013, que acordó traspasarlo”, explicó Antonio Muñoz.

En segundo lugar, el “incumplimiento” del acuerdo del Pleno del 30 de octubre para que se creara una unidad específica de Emvisesa para atender el parque social de viviendas y las familias con problemas para afrontar los pagos de sus viviendas públicas. “Como el gobierno de Zoido supedita la creación de esta unidad al traspaso del parque social de viviendas, y éste no se cierra, el resultado es que no hay ningún equipo específico para atender a familias con problemas de vivienda y, de ahí, que en vez de actuar como si fuera un problema urgente, haya familias que pasen meses esperando una respuesta”, concluyó Antonio Muñoz.

“Las medidas se toman tarde y luego no se ejecutan adecuadamente por falta de voluntad política e ineficacia fruto de la descoordinación del gobierno. Llevamos dos años y medios de líos constantes en Urbanismo y de una situación de caos y de limbo, porque nadie quiere asumir la responsabilidad, en vivienda, pese a ser uno de los problemas más acuciantes para muchas familias sevillanas”, concluyó Antonio Muñoz.

Emvisesa afirma que examina la documentación de los solicitantes

El Ayuntamiento, a través de un comunicado, ha contestado al PSOE aduciendo que la Empresa Municipal de Vivienda, Suelo y Equipamiento de Sevilla SA (Emvisesa) actualmente está revisando las  solicitudes de las cuales se está esperando el informe de necesidad social que determina si los demandantes cumplen con los requisitos para llevar a cabo esta medida.

“Hasta ahora tan sólo uno de los demandantes cumple con los requisitos, ya que el resto están en trámites burocráticos a la espera de presentar toda la documentación para poder recibir el informe de necesidad social” ha explicado el delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez.

Emvisesa  ha aprobado  recientemente una renta social para los inquilinos de promociones en régimen de alquiler y alquiler con opción a compra que se encuentren en situación de emergencia social, una medida que se desarrollan con carácter “urgente y temporal” para adaptarse a la situación de los que cuentan con menos recursos. Esta renta será revisable cada seis meses, acreditándose que se continúan cumpliendo con estos requisitos.

Así, las familias sin ingresos sólo tendrán que afrontar el pago de la comunidad y los suministros, como el agua o la luz, mientras que las que cuenten con ingresos que no superen en 1,5  el valor del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem) habrán de pagar como máximo el 30 por ciento de los citados ingresos, con un mínimo de 50 euros, según informa el Consistorio.

Para acogerse a esta medida, deberán carecer totalmente de ingresos todos los miembros de la unidad familiar, ser los arrendatarios legales de la vivienda y acreditar la efectiva ocupación de la misma como domicilio habitual y permanente, que no se hayan producido denuncias constatadas y reiteradas por problemas de convivencia ni otros incumplimientos contractuales diferentes del impago de rentas o cuotas a la comunidad de arrendatarios, además de tener los suministros perfectamente contratados y contar con un informe social de la Unidad de Trabajo Social (UTS)que acredita que la unidad familiar se encuentra en situación de necesidad social.

“Sabemos las dificultades que tienen muchas familias en estos tiempos difíciles y desde el Ayuntamiento estamos trabajando para que se superen estas dificultades y para que no se vean en esta tesitura todos los meses porque no pueden pagar sus viviendas, por lo que estamos adoptando estas medidas que ayudarán a superar esta complicada situación”, ha explicado Maximiliano Vílchez.

El delegado de Urbanismo le ha pedido al PSOE “que le pida a sus compañeros de la Junta que tome medidas como las que hemos aprobado nosotros en lugar de criticarlas”.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad