control-trafico

La Dirección General de Tráfico (DGT) pone en marcha esta semana, del 7 al 13 de febrero, la nueva campaña especial de vigilancia y control de camiones y autobuses en las carreteras de Sevilla. Los agentes realizarán controles de velocidad, vigilarán el uso del cinturón de seguridad, el consumo de alcohol y otras drogas y tiempos de conducción y descanso, entre otros aspectos, así como las autorizaciones y los documentos del vehículo.

El subdelegado del Gobierno en Sevilla, Carlos Sánchez Toscano, ha explicado que estas actuaciones se enmarcan en el ámbito de las distintas campañas de seguridad vial que anualmente realiza la Dirección General de Tráfico con el objetivo de “reforzar la prevención de accidentes en este tipo de transporte”, y ha indicado que en línea con la tendencia iniciada en los meses de confinamiento, la tendencia a realizar compras por Internet ha mantenido los niveles de comercio electrónico, con la consiguiente intensidad de desplazamientos de camiones de mercancías.

Carlos Toscano ha explicado que en estos vehículos, la sujeción de la carga es vital y su desplazamiento incide sobre la estabilidad del vehículo, por lo que es más alta la incidencia de salidas de la vía y vuelcos, que puede explicarse por la excesiva o mala colocación de la carga.

Peso importante en seguridad vial

Pese a que el 68% del parque de vehículos en nuestro país son turismos, el transporte de mercancías (camiones y furgonetas) tiene un peso importante en lo que a seguridad vial se refiere, ya que representa el segundo tipo de vehículo más numeroso que circula por nuestras carreteras (14% del total del parque) y están implicados en el 13% de los accidentes con víctimas ocurridos en el año 2020. El parque de autobuses representa alrededor del 0,2% del total del parque automovilístico, estando implicados en el 2% de los accidentes con víctimas.

En la campaña de la DGT también colaboran los ayuntamientos que, a través de sus policías municipales, intensificarán los controles en las vías de su competencia.

Última campaña

En la última campaña de vigilancia de camiones y autobuses desarrollada por la DGT en octubre de 2021, en el marco de la campaña de vigilancia europea de RoadPol Operation Truck&Bus, fueron controlados un total de 229 vehículos y 47 conductores fueron denunciados por incumplir distintos preceptos de la normativa, mientras que no se formuló ninguna denuncia a conductores de autobuses.

Las denuncias relacionadas con las horas de conducción y los tiempos de descanso fueron las más numerosas. En concreto, los agentes formularon 33 denuncias a camiones por este motivo.

Sobre la documentación relativa al vehículo, conductor o al operador, los agentes comprobaron que 16 conductores de camiones presentaban irregularidades administrativas, mientras que se interpuso una denuncia a un conductor de camión por no llevar cinturón de seguridad. El exceso de peso o inseguridad de la carga en camiones supuso un total de cinco denuncias, y constituyó motivo para las cuatro inmovilizaciones ejecutadas.

Etiquetado: