Metro de Sevilla ha organizado esta pasada madrugada un simulacro de incendios en la estación de Prado de San Sebastián para poner a prueba el plan de autoprotección del suburbano adscrito a la Agencia de Obra Pública, así como la capacidad de coordinación con las diferentes ayudas externas de seguridad y emergencia sanitaria. El dispositivo desplegado ha contado con más de 150 personas entre servicios de Bomberos, Policía Local, Policía Nacional, Protección Civil, Emergencias 112 y EPES 061, entre otros. 

Estos simulacros forman parte de las acciones formativas que se llevan a cabo en el Metro de Sevilla, en coordinación con los distintos equipos de emergencias y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. La frecuencia de estos simulacros es de un ejercicio por año, simultaneándose simulacros generales con todos los operativos de emergencias, y ejercicios con menos equipos.

Aviso de alarma simulado

El simulacro se inició a las 23:50 horas de la noche del lunes 15 de noviembre, momento en el que el Puesto de Control Central del Metro de Sevilla  recibió el aviso de alarma (simulada) de incendios en el centro de transformación eléctrica de la estación de Prado de San Sebastián. A partir de este momento, se activa el plan de emergencias y se procede a evacuar tanto a los usuarios (figurantes) de la estación como al pasaje de uno de los trenes estacionado en los andenes.

Todo el personal técnico del Metro de Sevilla se puso a disposición de la evacuación, principalmente el vigilante de seguridad y el conductor del vehículo afectado. Inmediatamente se dieron las instrucciones para establecer dos bucles de circulación entre Ciudad Expo y Blas Infante y entre San Bernardo y Olivar de Quintos, de manera que se interrumpió el tráfico de trenes entre Blas Infante y San Bernardo.

Diez ‘personas heridas’ y un ‘menor extraviado’

El simulacro ha requerido de diez figurantes adultos que hacen de personas heridas y de un menor extraviado. Los efectivos del Cuerpo de Bomberos toman, a continuación, el mando de la emergencia y proceden a la evacuación por dos salidas habilitadas, con dos zonas en el exterior para que el servicio de Emergencias 112 atienda a los heridos. Por su parte, la Policía Local gestionó el tráfico en el exterior para la llegada de las ambulancias.

La Policía Nacional controló los accesos a la estación y las salidas de emergencias y la Policía adscrita a la Junta de Andalucía se hizo cargo del menor extraviado. También Protección Civil colaboró con la atención a los viajeros evacuados y verificó el Plan de Autoprotección.

Sobre la una y media de la madrugada del día 16 de noviembre finalizó el simulacro, cuando el jefe de Intervención de los Bomberos comunicó al puesto de control central de la finalización de la emergencia. Una vez terminado el ejercicio, el personal técnico del Metro de Sevilla inspeccionó el estado de las instalaciones y los operadores del puesto de control comunicaron al personal de línea la vuelta a la normalidad y a la circulación de los trenes en todo el recorrido.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad