Veladores en la Alameda. / Elena Macías.

Alertas informativas en tu móvil

Súmate al mejor canal de alertas informativas de Sevilla en Telegram. Entérate de todo al instante en Sevilla Actualidad

El Ayuntamiento de Sevilla, en coordinación con la Gerencia de Urbanismo, hosteleros y vecinos, ha acordado un endurecimiento en las sanciones a los bares que no cumplan las normas de aforo en Sevilla, según adelanta hoy Diario de Sevilla. De esta forma, todos los negocios que sobrepasen el número de mesas y sillas en sus veladores se enfrentan a la retirada de los mismos durante un año. Se trata de una estrategia en la que trabaja el gobierno para la nueva ordenanza. Urbanismo considera, además, que las multas son asumibles por los dueños, por lo que es necesaria una medida más restrictiva.

La intención del Ayuntamiento de Sevilla es mantener las dos medidas creadas a principios de año por la pandemia: colocar los veladores en tarimas en los aparcamientos y disponer de mesas y sillas en plazas separadas por una calzada para aquellos bares que no tuvieran espacio en su propio acerado.

En principio, estas medidas que afectaban a los veladores de los bares se iban a aplicar solo durante la alerta sanitaria, de manera excepcional. De esta forma, se podría favorecer el desarrollo de la actividad hostelera en el exterior, ya que en el interior de los bares se había reducido bastante por el covid-19. Ahora, se entiende que este apoyo que comenzó al principio de la pandemia se debe seguir manteniendo.

Desde el gobierno expresan que «vamos a buscar el consenso y los puntos de acuerdo. Tenemos que hacer compatible la adecuación del sector hostelero que tanto ha sufrido por la pandemia a la situación actual con la accesibilidad, el derecho al descanso, los itinerarios peatonales y la convivencia. Y para ellos creemos que se pueden hacer mejoras en la normativa y establecer mecanismo que garanticen su cumplimiento por parte de los establecimientos».

Negociación con los hosteleros

El gobierno de la ciudad de Sevilla mantuvo el pasado lunes un nuevo encuentro de trabajo con distintas entidades vecinales y hosteleros para determinar cambios en la ordenanza de veladores una vez acaben las medidas excepcionales que implantó el Ayuntamiento con motivo de la pandemia.

En este sentido, la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente trabaja en un proyecto de revisión de la normativa municipal con el objetivo de que se pueda aprobar antes de que finalice el año.

Desde el gobierno de la ciudad ya se han mantenido reuniones con la Asociación de Hosteleros, recabando así distintas opiniones y propuestas que serán tomadas en consideración a la hora de realizar la revisión de la normativa.

«Vamos a buscar el consenso y los puntos de acuerdo. Tenemos que hacer compatible la adecuación del sector hostelero que tanto ha sufrido por la pandemia a la situación actual con la accesibilidad, el derecho al descanso, los itinerarios peatonales y la convivencia. Y para ello creemos que se pueden hacer mejoras en la normativa y establecer mecanismos que garanticen su cumplimiento por parte de los establecimientos», explica el delegado de  Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz.

Las medidas excepcionales de la pandemia

El gobierno, además, evaluó con las entidades vecinales las medidas provisionales adoptadas durante estos meses en apoyo al sector de la hostelería ante las consecuencias de la crisis sanitaria.

Así, en primer lugar se ha habilitado a los establecimientos ampliar la superficie ocupada por la terraza de veladores sin aumentar el número de meses y sillas autorizadas para permitir el cumplimiento de las distancias de seguridad. Esta opción se mantiene de forma provisional hasta fin de año pero a continuación los negocios deberán volver a la superficie que ocupaban antes de la pandemia.

Por otro lado se habilitaron dos vías que no estaban contempladas en la ordenanza para una serie de negocios que por dimensiones del acerado no pueden tener veladores, para aquellos que no podían instalar el 100% de los veladores autorizados debido a la obligación de establecer una distancia de 1,5 metros por normativa de salud y para los que no puedan instalar el número de veladores en la acera que les correspondan por aforo de acuerdo con la ordenanza de ruidos.

Concretamente, se posibilitó de forma excepcional la instalación de tarimas en aparcamientos o cruzar a una plaza anexa. Ambas figuras se encuentran ahora en estudio y revisión con un proceso de diálogo con la asociación de hosteleros y las entidades vecinales.

Estas medidas podrían ver su fin a final de año, volviendo así a la normalidad, también en el sector de la hostelería, muy castigado por las duras medidas de restricción que vieron su fin el pasado jueves 14 de octubre.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad