Palacio de Justicia y Audiencia Provincial de Sevilla / Déborah Pérez

La Sección 3ª de la Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a once años de prisión a un hombre de 32 años por abusos sexuales a la hija menor de edad de su pareja. Asimismo, ha sido condenado a indemnizar a los padres de la niña, de 12 años, con 12.000 euros y se le ha impuesto una orden de alejamiento de 100 metros y de no comunicación con la menor durante 10 años.

Los hechos tuvieron lugar desde finales del mes de abril y principios de mayo del pasado años 2019. El acusado, mayor de edad y sin antecedentes penales, «con deseo de satisfacer sus apetitos sexuales», comenzó a realizar abusos a la hija de su pareja, una niña menor de 12 años. Los encuentros se producían cuando la madre «se ausentaba del domicilio común», momento en el que el encartado solicitaba besos en la mejilla de la menor, seguidos de besos en la boca «con tocamientos en los pechos y vagina».

Promesas para comprar su silencio

Los besos y tocamientos terminaron en «relaciones sexuales completas con la menor, con penetración vaginal, lo que conseguía siempre con promesas de hacerle regalos y mantener económicamente a su familia».

Fue el día 27 de octubre de 2019, sobre las 18:00 horas, cuando en ausencia de la madre, nuevamente, el encausado aprovechó que el hijo menor dormía para acercarse a la niña. «Empezó a tocarla por todo el cuerpo, llevándola seguidamente a su dormitorio y tras quitarle la ropa la echó en el suelo encima de una toalla y mantuvo con ella una relación sexual con penetración vaginal utilizando preservativo hasta eyacular».

Acto seguido, se fue al baño mientras la niña se vestía, momento en el que fue sorprendida por su madre, que volvió de la calle más temprano de lo esperado. Ambos pidieron perdón por lo que habían hecho, «marchándose después el acusado del domicilio tras recoger sus enseres de uso personal».

Por ello, y tras desestimar el recurso de apelación presentado ante el Tribunal Superior de Justicia Andaluz, la Audiencia Provincial de Sevilla ratifica su condena de once años y un día de prisión para el acusado.

Alba Canovaca

Alba Canovaca

Periodista. Comunicando y aprendiendo de todo a mi alrededor. Involucrada en el periodismo social.