Una mujer de 45 años ha atacado brutalmente a su compañera de piso, de 48, arrancándole y comiéndose varios de sus dedos y tratando de matarla, al pensar que estaba poseída. Ocurría en el Polígono Norte, la pasada semana.

Según ha informado Diario de Sevilla, la intervención de la Policía Nacional logró salvar la vida de la víctima, de origen congoleño, después de que la atacante, procedente de Kenia, la golpease en la cabeza con una piedra, tras una discusión y entre acusaciones de brujería, y posteriormente tratase de extraerle las tripas.

Tras arrancarle a mordiscos dos dedos y comérselos, trató de sacarle los intestinos introduciéndole una piedra por el ano, según ha recogido el citado medio. El brutal suceso tuvo lugar delante de la hija de seis años de la agresora. Esta ha sido ingresada en Psiquiatría, tras lo que pasará a prisión.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad