Sevilla se suma a las movilizaciones que se darán el fin de semana del 17, 18 y 19 en toda Andalucía y parte de España, en repulsa de la ola de agresiones LGBTIfóbicas y la petición de la fiscalía de un total de 13 años de cárcel a 9 activistas que se enfrentaron al autobús transfobo o “transfobus” de HazteOir en 2017. El 18 de septiembre a las 19:00 en Plaza Nueva se convoca la concentración a través de distintos colectivos LGBT de la localidad, entre ellos Caleidoscopio, convocante de las manifestación que pidió justicia por Samuel Luiz en Sevilla el pasado 10 de julio; y ATA-Sylvia Rivera, organización andaluza que vela por los derechos de las personas trans.

Desde Sevilla, Caleidoscopio Colectivo, hace especial hincapié en el caso del tranfobus, provincia en la que se detuvo a las 9 activistas en 2017 y se las acusó de delito de odio en octubre de 2020. Se denuncia que el sistema judicial le dé la razón a la Guardia Civil y HazteOir y acuse de delito de odio a quienes se manifestaban contra los discursos de odio tránsfobos que HazteOir promovía con aquel autobús. Caleidoscopio indica “La protección contra los delitos de odio debe proteger a aquellos grupos vulnerables a la violencia sistemática por el mero hecho de existir, como es la población LGBT evidenciado por la oleada de agresiones, la agudización de los casos tanto en frecuencia como brutalidad; no para proteger a organizaciones con el nivel adquisitivo y la posición de poder e influencia como para perseguir, censurar y querellar activistas”.

Esta oleada de movilizaciones también está ocasionada por una oleada de agresiones violentas LGBTIfobicas que se están dando en toda España, en especial la agresión homófoba a un joven en Malasaña y el trato mediático que está recibiendo. Los colectivos convocantes señalan como se trata de blanquear la brutal agresión tras el manido discurso de las denuncias falsas, el tratamiento deshumanizante que ha tenido la policía con la víctima y la criminalización de las personas LGBT ante la ley. Cuando se achaca delito de odio a esta agresión, la víctima ha tenido que sufrir la humillación pública, el escrutinio de los medios y un tenso interrogatorio mientras la misma fiscalía considera a
activistas por los derechos trans perpetradores de delitos de odio.

Estas movilizaciones se extenderán también a Galicia, el cual sigue agitado tras las movilizaciones del pasado julio por el asesinato de Samuel en A Coruña; y Castilla y León.

Mercedes Cornejo

Mercedes Cornejo

Periodista. Titulada en Mediación Comunicativa y escritora.

Deja un comentario