El servicio de Radioterapia del Virgen del Rocío cumple 10 años en los que ha ido incorporando avances en eficacia y precisión, lo que logra en determinados tumores resultados equivalentes a la cirugía. Esto ha permitido, en este tiempo, apostar por técnicas que se adaptan a las circunstancias de cada paciente, lo que permite en algunos casos adoptar un tratamiento radical frente al tumor, especialmente en pacientes frágiles que no soportarían pasar por el quirófano o en los que la cirugía dejaría secuelas funcionales.

Los diez años de experiencia del servicio de radioterapia del Virgen del Rocío han permitido que en torno a 1500 personas se hayan beneficiado de esta técnica. Especialmente, pacientes con tumores de pulmón, abdominales, metástasis hepáticas, hepatocarcinomas, carcinoma de páncreas, metástasis suprarrenales o metástasis paraespinales.

TAC de planificación del tratamiento

Los grandes avances en Radioterapia se iniciaron con la incorporación de las técnicas de imagen diagnóstica a través del uso de TAC de planificación del tratamiento y sistemas de fusión de imagen con resonancia. La combinación de ambas, junto a técnicas de control respiratorio para tumores pulmonares 4D, permite delimitar adecuadamente el volumen tumoral que se debe irradiar.

Radioterapia de intensidad modulada

A continuación, llegaron los sistemas de planificación mediante la radioterapia de intensidad modulada (IMRT). Esto hizo posible empezar a irradiar dosis más altas al tumor y dosis bajas al tejido sano circundante, alcanzando con ello una mayor destrucción tumoral.

Aceleradores lineales

La incorporación de aceleradores lineales de última generación facilitó seguir trabajando en la administración de dosis de irradiación de una forma más rápida y segura, con una gran precisión, y verificando mediante sistemas de imagen guiada (IGRT). Así se ha ido desarrollando la radioterapia estererotáxica extracraneal (SBRT), una alternativa de tratamiento que ha revolucionado el tratamiento del cáncer.

De hecho, y para los casos de los tumores de la vía digestiva (páncreas-hígado), los especialistas emplean el tratamiento SBRT en pacientes no candidatos a otros tratamientos (como cirugía, radiofrecuencia, quimioembolización, radioembolización) o cuando éstos han fracasado.

Una dosis directa al tumor

Y es que este tipo de radioterapia de alta dosis se dirige directamente al tumor de una forma muy precisa, hasta el punto de que esa exactitud permite que el cien por cien de la irradiación vaya a las células cancerígenas con total seguridad y sin causar daño en los tejidos contiguos. Otra ventaja de la estereotaxia extracraneal es que reduce al mínimo el número de sesiones de radioterapia a las que deben exponerse los enfermos, que oscilan entre una y cinco frente a las 15 o 30 que se podían planificar antes. Esto facilita de manera extraordinaria la calidad de vida del paciente y su tolerancia al tratamiento. Tales son sus beneficios que los especialistas del Hospital Universitario Virgen del Rocío han adaptado su aplicación a la población pediátrica.

Precisamente, el Virgen del Rocío es pionero en el uso de esta técnica sobre cánceres del sistema nervioso central. También la aplica en lesiones que afectan a tejidos como los pulmones o el hígado cuya movilidad natural ha dificultado tradicionalmente las opciones de tratamiento.

En general, los resultados de radioterapia del Virgen del Rocío son muy positivos y en pocas sesiones ya que los especialistas consiguen hacer llegar dosis muy altas sobre tumores primarios o metastásicos, con gran control local y muy pocos efectos secundarios.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad