Personal sanitario / Hospital Virgen del Rocío

El SATSE ha alertado del incremento en más de un millar de contagios por covid-19 entre profesionales de la Sanidad andaluza durante el último mes. La cifra asciende ya a los 14.869 profesionales que han sufrido la enfermedad. Ante esta situación, SATSE ha insistido a la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en la necesidad de realizar un estudio de seroprevalencia masivo entre los trabajadores de la sanidad andaluza, al igual que se va a comenzar a realizar en los centros sociosanitarios.

En concreto, según los datos recopilados por la organización sindical, entre el 30 de julio y el 27 de agosto de 2021 se han incrementado en un total de 1023 contagios entre los profesionales de la Sanidad andaluza. Se ha pasado así de una cifra acumulada de 13.852 positivos por covid-19 a los 14.869 de finales de agosto. Por provincias, el mayor incremento en número de contagios de profesionales se ha registrado en Sevilla con 262 casos, seguida de Málaga (253), Cádiz (145), Córdoba (95), Granada (90), Huelva (79), Jaén (74) y Almería (57).

Enfermeras y fisioterapeutas

Por categorías son las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas los principales afectados por los contagios, tal y como reflejan los sucesivos informes que publica la Administración sanitaria, recopilados por el Sindicato de Enfermería. Esta circunstancia es achacada por el sindicato a que son los profesionales los que atienden más directamente, de forma presencial y en primera línea, a los usuarios de la Sanidad Pública. De hecho, en el último mes, de los 1023 profesionales positivos por covid-19, 310 corresponden a alguna de estas categorías, arrojando un dato acumulado de 4762 profesionales contagiados desde el inicio de la pandemia.

A juicio del Sindicato de Enfermería, son ya varios meses consecutivos los que se está registrando un incremento de contagios entre el personal sanitario. Esto «deja en evidencia que se sigue requiriendo un alto nivel de protección así como la realización de un estudio sobre durabilidad de los efectos de las vacunas y el grado de permanencia de la inmunidad, sobre todo teniendo en cuenta que los profesionales sanitarios fueron junto a los mayores los primeros colectivos en inocularse las vacunas», dicen desde el SATSE.

Estudio de seroprevalencia

Por eso, el Sindicato de Enfermería ha vuelto a solicitar a la Junta de Andalucía la puesta en marcha de estudio de seroprevalencia masivo entre los trabajadores de la Sanidad, al igual que el que se ha anunciado ya para las residencias de mayores de la comunidad. El fin: analizar el nivel de inmunidad actual ante la covid-19 y si los sanitarios están protegidos ante el virus o si será necesario en el futuro administrar una dosis de recuerdo de la vacuna.

Igualmente, SATSE ha reclamado al Gobierno andaluz un pronunciamiento sobre la posibilidad de inocular una dosis de refuerzo al personal sanitario, cuando lo sustente la evidencia científica y se autorice por la Agencia Europea del Medicamento, tal y como se han planteado ya en Andalucía para los colectivos vulnerables.

Mientras se realizan estos estudios, la organización sindical concluye recordando a la Junta de Andalucía la importancia de que se asegure el acceso de los profesionales sanitarios a las medidas de protección individual necesarias para garantizar su seguridad, así como el estricto cumplimiento de las medidas de prevención y control en cuanto a espacios, aforos, usos de equipos de protección o ventilación en los centros sanitarios y sociosanitarios.

Alba Canovaca

Alba Canovaca

Periodista. Comunicando y aprendiendo de todo a mi alrededor. Involucrada en el periodismo social.

Deja un comentario