La Policía Nacional ha detenido en Sevilla a un celador por tocamientos a una paciente que se encontraba en el área de psiquiatría. Al varón, de 53 años de edad, se le imputan los delitos de abuso sexual y acoso/hostigamiento. Presuntamente provechó su puesto en el hospital para someter a una paciente a tocamientos en brazos y pechos por debajo de la ropa interior, cuando era trasladada de una unidad a otra. La rápida colaboración del hospital facilitando los datos de identificación del presunto autor, así como las grabaciones de las cámaras de video vigilancia, facilitaron su localización y detención.

La víctima denunció los hechos

La investigación se inició tan pronto los agentes tuvieron conocimiento de los hechos a través de la denuncia de la víctima. En ella, manifestaba haber sufrido tocamientos de índole sexual por parte de un celador del hospital en la Unidad de Psiquiatría. Esto la habría colocado en una situación de vulnerabilidad.

La joven, al presentar dolor en una muñeca, fue traslada desde el módulo de salud mental hasta la unidad de radiología en dos ocasiones. En ambas, acompañada por el mismo celador, el cual aprovecharía los traslados en ascensor para realizarle tocamientos. Debido a ellos, la joven quedaba en estado de shock sin saber cómo reaccionar. Esta solicitó el alta voluntaria para evitar encontrarse con el celador, llegando a recibir más de 140 llamadas de él. 

Aprovechó que la víctima estaba ingresada en la unidad de salud mental para que no dieran credibilidad a su relato

Los agentes han podido constatar que en ambas ocasiones la víctima fue trasladada en silla de ruedas por el mismo celador en ascensor. El traslado a psiquiatría era aprovechado por el celador, al encontrarse los dos solos, para realizarle los tocamientos a la paciente. También la llevó a las plantas superiores del hospital con el pretexto de enseñarle un cuarto climatizado. A este se accedía a través de una llave maestra que se fracturó en el interior de la cerradura, por lo que retomó a la joven a su unidad de salud mental.

Esa llave maestra la debió de haber entregado el detenido cuando cesaron sus funciones como peón de mantenimiento. De hecho, cuando se rompió la llave, intentó obtener otra copia, no consiguiéndolo. Más tarde los agentes la encontrarían fracturada durante la investigación.

La rápida colaboración del hospital facilitando los datos de identificación del presunto autor, así como las grabaciones de las cámaras de video vigilancia y las diligencias policiales facilitaron su identificación, localización y detención, a principios de este mes en su domicilio.

El detenido, que carecía, de antecedentes policiales ya pasó a disposición de la Autoridad Judicial.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad