El Ayuntamiento de Sevilla lleva ejecutado ya un tercio de los trabajos de restauración del muro interior de la Muralla de la Macarena e iniciará la próxima semana la segunda de las cuatro fases de las obras de intervención patrimonial sobre el conjunto de este monumento, en concreto la que atañe al Arco de la Macarena. El presupuesto completo para la que constituye una de las actuaciones patrimoniales más importantes del actual mandato municipal alcanza los 3 millones de euros.

El delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, ha supervisado hoy la evolución de las obras de la primera fase, junto con técnicos de la Gerencia y responsables de la empresa adjudicataria de los trabajos, Patrimonio Inteligente S.L. Esta primera intervención se está realizando sobre cerca de medio kilómetro de la muralla intramuros y quedará culminada a lo largo de este mismo año, tras ejecutarse un presupuesto de 920.172 euros que cuenta con una aportación del Gobierno central a través del programa del 1,5 % Cultural de un 43 %.

Muñoz, asimismo, ha recordado que la restauración de la Muralla de la Macarena es pieza fundamental en el objetivo de diversificar geográficamente los flujos de turistas, de manera que, además del Casco Antiguo y Triana, se dirijan hacia la zona de la Macarena. “Sin duda, la Muralla restaurada añadirá un atractivo más para que los turistas visiten este barrio”, ha comentado. 

La muralla intramuros se ha dividido en tres cajones de obras verticales en función de criterios históricos (abajo, la restauración de 1985; a mitad del lienzo, la muralla original del siglo XII, y a partir de ahí un recrecido de época almohade), en los que se trabaja simultáneamente. Se está realizando una limpieza general del paramento mediante cepillado general, con retirada de vegetación, al tiempo que se rellenan fisuras, grietas y oquedades con morteros y hormigones de cal con dosificaciones y áridos adecuados, así como una entonación cromática final si la superficie lo demanda.

Las pérdidas de material se están reponiendo con tratamientos distintos en función de su tamaño y grado de lesión y deterioro: sólo con producto consolidante en caso de que sean leves e inferiores a cinco centímetros; con enfoscado rehundido de hormigón de cal, árido visible en superficie y entonado cromático de tierras naturales al agua de cal si son pequeños bloques de entre 5 y 15 centímetros, y para pérdidas superiores a los 15 centímetros se opta por una recuperación de los volúmenes  mediante estructura de mampuestos de hormigón de cal fabricados in situ y recibidos con el mismo material, y cuyo acabado sigue las mismas pautas del nivel anterior.

Posteriormente, se aplica un producto consolidante para afianzar más la estructura en toda la cara interior de la muralla, a fin de que se conserve lo mejor posible. Y el último paso será la hidrofugación, para proteger así los paramentos de la humedad exterior, según han explicado los técnicos de Urbanismo durante la visita realizada esta mañana.

Arco y muralla de la Macarena

Antonio Muñoz ha anunciado que la segunda fase de las cuatro en que se ha concebido la intervención integral sobre la Muralla de la Macarena se iniciará la próxima semana. Estas obras cuentan con un presupuesto de 205.000 euros, las ejecutará la empresa Hermanos Campano S.L. con un plazo de cuatro meses y se centran principalmente en la reparación de los pináculos de remate y en mejoras de impermeabilización de la cubierta. Se procederá también a la reparación de las diversas patologías que afectan a las fábricas, tanto en las de ladrillo como en las tapias.  De esta forma, se sustituirán las piezas deterioradas, se repararán las fisuras existentes y se repondrán las faltas.

Con motivo de estos trabajos en el Arco de la Macarena se aprovechará para eliminar las reparaciones puntuales realizadas anteriormente con morteros de cemento, así como las pinturas aplicadas con productos acrílicos. Se restaurarán los paños de azulejería del Arco mediante la limpieza y eliminación de depósitos, algas y demás elementos perjudiciales, consolidación de la superficie vítrea y protección final.

Se procederá, asimismo, a la restauración de la policromía aparecida en la cornisa mediante consolidación química del revestimiento, inyección de mortero de cal en zonas con desprendimientos, eliminación manual de capas de cal sobre la policromía y reintegración con pigmentos naturales de las pérdidas de policromía, y se limpiarán las columnas de piedra. Por último se aplicará un revoco de mortero de cal acabado con un estuco y rematado mediante un enjalbegado de cal, proporcionando un acabado más acorde con el carácter de Bien de Interés Cultural del monumento.

Las dos últimas fases de la intervención sobre la Muralla de la Macarena se desplegarán sobre la parte extramuros y la Puerta de Carmona. En el primer caso, el presupuesto alcanza los 1.785.765 euros y también en esta ocasión será cofinanciado por el Ministerio de Fomento con cargo nuevamente al Programa estatal del 1,5 % Cultural, que aporta el 45 por ciento de ese importe. 

El proyecto para la actuación extramuros ya está redactado por los servicios técnicos de la Gerencia de Urbanismo y cuenta con informe favorable de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de la Delegación Territorial de la Consejería de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico de Sevilla. En concreto, consiste en la restauración y consolidación de la cara exterior y barbacana de la Muralla de la Macarena, tramo comprendido entre el Arco de la Macarena y la Puerta de Córdoba, siempre a partir de las conclusiones derivadas de los estudios previos realizados.

Se conservará el aspecto original de la muralla, restaurándola y mitigando su degradación, pero conservando su pátina y el potencial narrativo de las trazas históricas, impresas sobre la misma. Las patologías de este lienzo son muy similares a las de la cara intramuros, de forma que los criterios de intervención serán también parecidos. Para completar la intervención de la muralla, la cuarta actuación se refiere a la restauración de la Puerta de Córdoba. Esta puerta forma parte en la actualidad de una unidad estructural con la iglesia de San Hermenegildo, a cuya hermandad el Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado aportar 70.000 euros para financiar las obras, en el marco de un proyecto de la propia hermandad para restaurar la iglesia y que incluye esta puerta (es una de las tres de la Muralla que quedan en pie, junto con la del Postigo y la del Arco de la Macarena). Las obras consistirán en la restauración de los paramentos exteriores tanto de sus fábricas de tapia como de sus portadas de piedra y puertas de madera.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad