Foto de la señal recientemente instalada. @KGuzmanByrne

Desde esta semana, los niños que habitualmente acudían a la Plaza de San Lorenzo a jugar a la pelota ya no podrán hacerlo más. Al parecer, se trata de una petición de la hermandad del Gran Poder al consistorio sevillano.

Desde la hermandad argumentaban que la fachada de la Basílica del Gran Poder recibía pelotazos que podían ser peligrosos para las personas mayores que habitualmente acuden a venerar al Señor de Sevilla.

Ha sido el propio Ayuntamiento quien, en una respuesta vía Twitter a la queja de un ciudadano, revelaba que esta medida se tomaba a petición de la propia hermandad, con al posterior aval de la asociación de vecinos de la zona.

«Buenos días, la medida se ha adoptado a petición de la Hermandad del Gran Poder porque eran frecuentes los golpes con balones de reglamento tanto en la fachada de su basílica como en la fachada y los azulejos de la iglesia de San Lorenzo, que es BIC. Se ha advertido además del riesgo de balonazos a personas mayores en los horarios de acceso a las misas. La asociación de vecinos fue también consultada con carácter previo».

La multa por jugar a la pelota en San Lorenzo, plaza en la que todas las tardes se podían observar niños todas las tardes jugando, asciende a 120 euros, lo que ha causado una gran polémica en redes sociales, donde un porcentaje de sevillanos han mostrado su desacuerdo con que el Ayuntamiento adopte esta medida a petición de la hermandad.

Miguel Salvatierra

Miguel Salvatierra

Periodista 'todoterreno'. Enamorado del balompié y de sus variantes. Apasionado por conocer. 'El fútbol es la cosa más importante de las menos importantes'. Arrigo Sacchi.